Ecuador: Transportistas bloquean las calles y Gobierno declara «Estado de excepción»

1570128817_263270_1570129441_noticia_normal


Transportistas de Ecuador bloquearon el jueves carreteras con piedras y neumáticos en llamas en rechazo a la decisión del Gobierno de eliminar los subsidios a los combustibles, lo que obligó al presidente Lenín Moreno a declarar estado de excepción.

El mandatario anunció el martes un paquete de medidas económicas, que incluye la eliminación de los subsidios al diésel y gasolina extra de mayor demanda en el país, después de 40 años de subsidios, con las que busca recaudar unos 2.270 millones de dólares y reducir un abultado déficit fiscal.

Cientos de taxistas usaron sus vehículos para obstaculizar el paso en las principales vías de varias ciudades de Ecuador, mientras que con camiones, piedras y neumáticos en llamas bloquearon la circulación en las carreteras que unen el país.

“Con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional”, dijo Moreno a periodistas. “Las medidas (...) están completamente firmes, no existe posibilidad de cambiar”, agregó.

Los transportistas exigen al Gobierno desistir de la eliminación de los subsidios a los combustibles, que significará un ahorro de unos 1.500 millones de dólares anuales al Estado, bajo el argumento de que su vigencia encarecerá el nivel de vida de los ecuatorianos.

Universitarios, indígenas y movimientos sociales se sumaron a la protesta con gritos de “¡Abajo el paquetazo!”, en medio de un fuerte resguardo militar y policial al Palacio de Gobierno en el centro de Quito.

“La medida (de presión) es de manera indefinida y hasta que se pronuncie el Gobierno. Queremos que se derogue el decreto (de la eliminación de los subsidios), dijo Abel Gómez, uno de los líderes de los transportistas, vía telefónica a Reuters.

La ministra del Interior, María Paula Romo, dijo que unas 19 personas han sido detenidas hasta el momento por suspender servicios públicos, obstruir la circulación y agredir a la fuerza pública.

Información cortesía de Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.