Ecuador: Indígenas llegan a Quito para protestar contra medidas de austeridad

Miles de indígenas ingresaron a Quito el lunes, tras cinco días de protestas contra de las medidas de austeridad decretadas por el presidente Lenín Moreno, quien enfrenta masivas protestas y bloqueos de carreteras, y se trasladó a Guayaquil.

Al menos unos 7.000 indígenas llegaron a Quito en camionetas, buses y a pie tras recorrer varios kilómetros desde el centro del país y fueron recibidos por la población, quien les brindaba comida y agua, según testigos de Reuters.

 

La organización CONAIE, que agrupa a los indígenas del país, dijo que las manifestaciones continuarán hasta que el mandatario reponga el subsidio al diésel y la gasolina que eliminó la semana pasada, y que por décadas ha permitido que los ecuatorianos tengan un combustible más barato.

“Estaremos llegando más de 20.000 indígenas a la ciudad de Quito para exigir al Gobierno Nacional que se derogue el decreto”, había anunciado más temprano el lunes el presidente de la CONAIE, Jaime Vargas, a periodistas, quien dijo que se sumarán a huelga nacional prevista para el miércoles.

Moreno, quien ha abandonado las políticas de izquierda de su predecesor Rafael Correa, dijo por televisión que no tolerará el desorden ni anulará la medida sobre los combustibles, y acusó al exmandatario y al presidente venezolano Nicolás Maduro de estar detrás de los saqueos y disturbios.

“El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización”, dijo Moreno, quien apareció flanqueado por los jefes militares en una cadena de radio y televisión.

“Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado y están usando e instrumentalizando algunos sectores indígenas aprovechando su movilización para saquear y destruir a su paso”, agregó al ratificar su disposición al diálogo.

Correa, quien reside en Bélgica desde que abandonó el cargo en 2017, ha llamado a los ecuatorianos a través de su cuenta de Twitter a rechazar las medidas económicas de Moreno.

Información cortesía de Reuters.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*