Dos niñas: víctimas inocentes del parricidio ejecutado por exalcalde de Nueva Armenia

El exedil de ese término municipal ubicado en el departamento de Francisco Morazán, un octogenario, quien tenía 18 años de convivir con su esposa, una agraciada joven de 31, desgraciadamente no terminó bien, porque su cónyuge, Francisco Roberto López, le arrebató la vida en medio de una discusión marital.

A pesar de la gran diferencia de edad, la pareja había procreado dos niñas, que ahora desafortunadamente quedaron huérfanas del amor de su madre y desde luego del calor de su papá porque aunque sobreviva a la herida que se auto produjo una vez que había herido de manera mortal a su esposa, la prisión y la vida misma no van a dar mucho más.

Al momento en que los consternados familiares acudieron ante el Departamento Médico Forense, a reclamar el cuerpo de su querida Brenda Griselda Vásquez, pusieron toda su dolorosa carga en manos de Dios y que sea Él quien se encargue de administrar justicia.

Ellos reconocieron que desconocían que la pareja tuviera problemas porque «el matrimonio es cuestión de dos y no conocíamos que tuvieran algún problema”, expresó uno de ellos.

También manifestaron que están muy heridos por el dolor, sin embargo no están llenos de odio. “Lo perdonamos como familia y que pueda reflexionar por lo que hizo, que Dios nos llene de fuerzas», relataron en medio de su profunda tristeza por la tragedia que los embarga.

Aseguraron que de aquí en adelante, toda la fuerza de su amor la desembocarán en las infantes, inocentes víctimas de esta tragedia familiar que ahora quedan sin el amor que les prodigaban sus padres.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


diecisiete − tres =