Dos buques petroleros son atacados en el Golfo de Omán

Dos buques petroleros sufrieron ataques el jueves en el Golfo de Omán y quedaron a la deriva, incidentes que dispararon el precio del petróleo y provocaban temor a un enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos.

La Casa Blanca dijo que el presidente estadounidense, Donald Trump, fue informado del asunto, luego de que Washington acusó a Teherán de haber estado detrás de un incidente similar el 12 de mayo, cuando cuatro cargueros fueron atacados en la misma zona, una ruta vital para los embarques petroleros.

Rusia se apresuró a pedir cautela y dijo que nadie debería sacar conclusiones precipitadas sobre el incidente del jueves o usarlo para presionar a Teherán, que ha negado las acusaciones de Estados Unidos.

No hubo declaraciones inmediatas que adjudiquen culpa después de los incidentes del jueves, ni ninguna atribución de responsabilidad.

La tripulación del buque de bandera noruega Front Altair abandonó la embarcación en aguas del Golfo entre los estados árabes e Irán después de una explosión que, según una fuente, se habría producido por una mina magnética. La deflagración dejó el barco en llamas y enviaba una enorme columna de humo negro.

La tripulación fue rescatada por un barco que se encontraba en las cercanías y trasladada a una embarcación iraní.

El segundo petrolero, operado por una firma japonesa, fue impactado presuntamente por un torpedo. La tripulación también fue rescatada y se encuentra a salvo.

Información cortesía de Reuters.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciseis − 5 =