Dos años de cárcel a hombre que lanzó un gato de un edificio en Costa Rica

png_20221024_161036_0000


San José – Un tribunal de Costa Rica condenó este lunes a 2 años de cárcel, pena máxima para delitos de maltrato animal, a un hombre de apellidos Saborío Soto, por causarle la muerte a un gato al que lanzó desde el sexto piso de un edificio residencial.

El Tribunal Penal del Segundo Circuito Judicial de San José leyó este lunes la parte resolutiva de la sentencia en la que impuso los 2 años de cárcel por violación a la Ley de Bienestar Animal, pero le otorgó a Saborío la ejecución condicional de la pena, es decir, estará en libertad y solo irá a prisión si comete otro delito dentro de los próximos 5 años.

La Federación Canina de Costa Rica, que interpuso la acción penal contra el sospechoso, expresó su satisfacción por la condena.

«Quienes hagan este tipo de hechos en Costa Rica asumen la consecuencia penal de 2 años de cárcel y estamos trabajando en la Asamblea Legislativa para que las penas sean más altas. Fue un proceso agotador pero valió la pena», expresó a los periodistas el presidente de la Federación Canina, Rubén Rodríguez.

El caso se remonta a noviembre de 2019 cuando Saborío, de 31 años, lanzó un gato desde un sexto piso de un edificio de apartamentos en Curridabat, San José, lo cual habría quedado grabado en un video que circuló por las redes sociales.

Tras conocerse el video, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizó en 2020 entrevistas que le permitieron obtener información acerca del sospechoso, además de testimonios de personas que le brindaron ayuda al gato.

Dado que ninguno de los residentes en los apartamentos reclamó al animal, las personas decidieron enterrarlo en uno de los senderos que rodea el complejo.

Los investigadores reconstruyeron el sitio del suceso y extrajeron el cadáver del animal para obtener pruebas para el caso, según informó el OIJ en agosto de 2020.

La investigación determinó que el animal fue lanzado desde una altura de unos 28 metros y, tras caer en un arbusto, se levantó por instinto de supervivencia y caminó unos 30 metros antes de morir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *