¿Donde está Daniel Ortega? El presidente de Nicaragua ausente en crisis de coronavirus

La última vez que a Daniel Ortega se le vio fue el 12 de marzo en una reunión virtual que tuvo con los presidentes de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), en la que conversaron sobre cómo enfrentar la pandemia de coronavirus.

La ausencia del presidente de Nicaragua genera dudas e incertidumbre en la población, en un momento en el que todos los gobiernos del mundo buscan tomar medidas y afrontar la crisis.

«La ausencia de Ortega, combinada con una política de secretismo, causa que las personas no estén seguras de nada; esto aumenta la ansiedad que la ciudadanía está viviendo ante este evento sin precedentes», dice Eduardo Enríquez, jefe de redacción del diario local La Prensa .

«Es en estas situaciones que los países necesitan un liderazgo confiable y aquí ese liderazgo está ausente», agrega.

Rosario Murillo, la voz oficial

«¿Y Ortega? ¿Por qué no aparece para nada? Esconde la cara, su régimen es negligente e irresponsable, poniendo en peligro la vida de los nicaragüenses», escribió el pasado 20 de marzo la exguerrillera sandinista Dora María Tellez en Twitter.

Murillo es la voz oficial del gobierno en el país centroamericano y quien, en medio de poemas y versículos bíblicos, insiste en recordarle a los nicaragüenses la existencia de Ortega.

«Nuestro comandante Daniel nos orienta, nos instruye, y él mismo está en comunicación y coordinación con todas nuestras autoridades», asegura.

Según los reportes oficiales del Ministerio de Salud, en Nicaragua se confirmaron cinco casos de covid-19 , de los cuales uno falleció y otro fue dado de alta.

La ausencia de Ortega y la centralización de la información alrededor del coronavirus genera dudas sobre si las cifras que brindan son reales .

Mientras, los empresarios han pedido al gobierno que les permita a los hospitales y laboratorios privados hacer pruebas del covid-19.

Sin medidas preventivas

El gobierno, a pesar de las advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no ha tomado ninguna medida de prevención para evitar el contagio.

No ha suspendido clases ni en colegios ni universidades, no ha impuesto restricciones en las fronteras, tampoco ha prohibido eventos masivos y no ha declarado ningún tipo de cuarentena.

Ha apostado, en cambio, por tomar medidas que han sido duramente criticadas por la ciudadanía, como continuar realizando eventos masivos.

El pasado 14 de marzo convocó a una marcha llamada «Amor en tiempos del covid-19» para «combatir» la pandemia. A la manifestación asistieron funcionarios y partidarios del gobernante Frente Sandinista.

Fuente BBC Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 5 =