Disney elimina a Fox del logo de sus películas

72FB1389-2923-41ED-B008-B1EC26366146


Disney decidió eliminar el logo de la 20th Century Fox

Ahora sí, se terminó una época. Hace casi un año, Fox comenzaba a esfumarse como nombre propio en la industria del entretenimiento después de ser adquirida por Disney, en una de las operaciones más trascendentes de la historia del showbiz. Desde ayer, ni siquiera estará como marca asociada a la producción de películas: Disneydecidió borrar ese nombre de las placas que ponen en marcha cada nuevo lanzamiento de ese estudio, hoy convertido en parte del gigantesco imperio del ratón Mickey.

Esos largometrajes que arrancan con una señal colorida compuesta en letras mayúsculas enormes, montadas sobre una plataforma que se ilumina desde varios reflectores y luces de fondo, perderán una de sus menciones históricas: la que dice Fox. Lo demás permanecerá igual. También esa clásica pieza musical en clave de fanfarria, con vibrante sonido de bronces y poderosos redoblantes. El logo quedará fijo o hará algún giro, pero sin la palabra Fox. Allí leeremos solamente, según el caso, que la película está presentada por 20th. Century Studios o Searchlight, la división de películas independientes o de cine de autor que funciona desde hace 25 años.
La prensa de Hollywood informó que esta decisión es parte de un operativo integral, una nueva fase de la integración total de Fox a Disney que los empleados del gigantesco conglomerado del entretenimiento esperaban. El proceso de absorción de Fox por parte de Disney lleva casi un año, pero todavía está lejos de culminar. Los empleados de la compañía que reportaban a Fox y siguen después de la integración, por ejemplo, cambiaron sus casillas de correo electrónico. Ya no aparece allí tampoco la palabra "Fox".

Al parecer, según conjetura Variety, la decisión de anular el nombre de Fox responde a la convicción de Disney de que si no lo hace quedará expuesto a crecientes confusiones. Después de venderle a la marca del ratón casi todas sus estructuras y operaciones para cine y TV por un valor de 71.300 millones de dólares, el anterior dueño de Fox, el magnate australiano Rupert Murdoch, y sus hijos conservaron ese nombre para algunas de sus empresas, señales y productoras. Al conservar los Murdoch dentro de su holding News Corporation una división que sigue llamándose Fox Corp., Disney advierte posibles conflictos de identificación y potenciales confusiones para su estrategia de negocios.
Todo esto explica por qué resulta tan significativa la decisión de Disney. Cada logo es una suerte de resumen de lo que significa cada una de las grandes marcas que definen a Hollywood como capital de la industria del entretenimiento. Que uno de los elementos centrales de esa síntesis desaparezca, como ocurre ahora en el caso de Fox, determina sin dudas el cierre de una etapa y el comienzo de otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once − 1 =