Diputado piensa lanzar desde el CN una ‘tabla’ salvadora a la economía familiar

soledad

En la próxima sesión del Congreso Nacional, el diputado Juan Carlos Ávila, pedirá la suspensión de los pagos de todo tipo de créditos, ya sea de tarjetas de crédito, impuestos y de toda índole, por la emergencia del Covid 19 anuncia y afirma el diputado Juan Carlos Ávila.

Porque está consciente que después que pase la crisis por la pandemia del
Covid-19, la situación económica familiar de los trabajadores quedará muy débil, el diputado Juan Carlos Ávila propondrá la aprobación de una ley especial para este fin.

“El proyecto va ir dirigido a suspender el pago de los préstamos en el sistema financiero, los becarios, personales, tarjetas de crédito, todo el sistema de préstamos y a suspender por un tiempo de 90 días el pago de los servicios públicos y de los impuestos, sean estos municipales o ya sean impuestos del SAR, todo tipo de impuestos y de tasas, para que la población se sienta con un poco de respaldo económico”, expresó el diputado Ávila.

El legislador es consciente que en este momento lo más importante es que el trabajador pueda contar con recursos económicos y esta es una medida que cumplirá con ese objetivo, señaló.

“Lo más básico es que la población tengo sus recursos para su familia y proteger a su familia con sus provisiones de alimentos, agua, servicios, lo más básico que se debe tener para enfrentar para enfrentar esta crisis que está afectando la economía a nivel mundial”.

Dijo que es necesario que el Estado de Honduras proteja directamente la economía del pueblo hondureño. “No de un grupo de empresarios, ni de un grupo de personas; es para proteger al pueblo hondureño en general”, enfatizó.

“Una vez transcurrida esta emergencia, el trabajador se encontrará con que tiene una deuda acumulada de 20 mil lempiras, 15 mil lempiras, pero los puede pagar; pero al mismo tiempo le podemos dar en el mismo decreto una posibilidad de refinanciar esa deuda que tenga”.

Así la gente va poder pagar, pero solo con una ayuda. “Lógico verdad, sin recargos, sin multas, sin intereses y sin ningún cargo oculto que los bancos a veces hacen”, tal como muchos ‘clientes’ lo han experimentado.

La proyectada ley también va encaminada a que los ‘clientes’ no vayan a ser castigados enlistándolos en las Centrales de Riesgo.

Para que después de la crisis sanitaria el movimiento económico-comercial vuelva a ser como aquí se ve, habrá que aplicar medidas como la que tiene en mente el diputado Ávila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 5 =