Día del Árbol una efeméride que pasó desapercibida

bosque

Sin embargo las acciones recientes e históricas con respecto a la destrucción del bosque, es como si no nos importara para nada.

Claro no es que la foresta lo vaya a echar de menos. Es que la razón de la creación del Día Nacional del Árbol es para nosotros mismos, que recordemos la importancia en que la existencia del bosque tiene para nuestra propia vida.

Es un recordatorio de que lo tenemos que proteger, pero en serio, no como algunos que dicen y hasta juran que lo protegerán, y son lo primeros en ir a construir en su seno, en prenderle fuego, talarlo y hasta se rumorea de infestarlo.

Entonces con qué derecho nos podemos quejar cuando hace falta agua, cuando ya no llueve cuando se esperaba, cuando las montañas no retienen el agua que deseamon si estuvieran saneadas; todas esas situaciones beberían hacernos caer en razón, que no debemos maltratar a nuestro planeta, porque cuando se vuelva insoportable poder vivir en él ¿a dónde se van a ir nuestros nietos y bisnietos?

SOBRE LA CREACIÓN DE LA CELEBRACIÓN

Antes, la celebración era cada 15 de Mayo, pero por solicitud de la Secretaría de Educación, en marzo de 1980, fue trasladado al 30 del mismo mes, con el propósito de poner en contacto a los escolares con la naturaleza, para la reflexión acerca de los múltiples bienes que la naturaleza nos proporciona, dándonos directa e indirectamente, lo que necesitamos para una mejor existencia.

En anteriores ocasiones, la celebración ha venido acompañada por campañas de concienciación de parte del gobierno y de la empresa privada para la preservación del bosque de pino como fuente principal de agua, habitat de la abundante y diversa fauna existen en Honduras.

En Honduras existen 7 especies de pino plenamente identificadas: Pinus Ayacahuite, Pinus Caribaea, Pinus Hartwegii, Pinus Maximinoi, Pinus Oocarpa, Pinus Pseudostrobus y Pinus Tecunumanii.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + siete =