Devastador incendio puede obligar a Cuba al almacenamiento flotante de petróleo

X7IL7FHE65PY7AIIWYINGGGIRM

8 agosto (Reuters) – Un incendio en la instalación de almacenamiento de petróleo más grande de Cuba mató al menos a un bombero, hirió a muchos más y amenaza con aumentar aún más la factura de importación de combustible para la empobrecida nación isleña que depende del petróleo extranjero para todo, desde el transporte hasta su red eléctrica

Es posible que los funcionarios cubanos deban esforzarse para establecer una costosa capacidad de almacenamiento flotante para manejar las importaciones destinadas a aliviar una aguda escasez de combustible, dijeron el lunes fuentes y expertos.

Cuba depende de la terminal Matanzas de 2,4 millones de barriles, a unos 130 kilómetros (60 millas) de La Habana, para la mayoría de las importaciones y almacenamiento de crudo y combustible pesado.

Matanzas es la única terminal de Cuba con capacidad para recibir grandes tanqueros de 100.000 toneladas de peso muerto. También sirve como centro de mezcla de la producción nacional de petróleo para abastecer las centrales eléctricas del país y para distribuir combustible y crudo importados a las refinerías locales.

R2KI6VD2HJPPTN6ZEFRPEACYCE

Se espera que la propagación de un gran incendio desde el viernes aumente los costos de envío e importación. Cuba ya estaba luchando para pagar las compras de combustible, y las tarifas mundiales de flete de los buques cisterna se han disparado desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Es posible que Cuba ahora tenga que buscar fletamentos de buques cisterna a largo plazo para sus necesidades de almacenamiento o embarcaciones más pequeñas para transportar importaciones. Este problema logístico se sumaría a los costos de recuperación del mayor accidente de la industria petrolera en décadas en Cuba.

incendio-en-matanza-cuba-efe

En la primera mitad del año, Cuba importó 57.000 barriles por día (bpd) de crudo y combustible de su principal aliado, Venezuela, según mostraron datos de Refinitiv Eikon. Las importaciones llegan a bordo de flotas cada vez más reducidas de viejos petroleros propiedad de Cuba o Venezuela.

El gobierno cubano ha estado aumentando las compras a otros, incluida Rusia, para aliviar la escasez que ha provocado largas filas de conductores en las estaciones y racionamiento de energía. El presidente Miguel Díaz Canel se ha quejado de los precios casi inasequibles de los combustibles este año.

El petrolero NS Laguna, de bandera liberiana, tiene previsto arribar a Matanzas la próxima semana con unos 700.000 barriles de petróleo ruso, según Eikon. El buque sigue a una entrega de fuel oil ruso al país en julio.

Si los muros de contención de Matanzas pueden evitar que el fuego se propague a los atracaderos del puerto, la parte receptora de la instalación aún podría usarse para descargar importaciones y transferir el petróleo a tanqueros más pequeños para almacenamiento flotante, dijeron los expertos.

Una vez extinguido el fuego, los atracaderos de Matanzas podrían utilizarse para hacer una «u» para llenar otras embarcaciones, lo que no representa un gran desafío técnico.

Un cambio al almacenamiento flotante podría llevar a Cuba, un país fuertemente sancionado, a pedirle al gobierno de EE. UU. una exención de las reglas que limitan el flujo de embarcaciones que tocan los puertos de la isla, dijeron los expertos.

«El escenario más probable ahora es que las autoridades dejen quemar el producto que queda en los tanques mientras mantienen el área lo más fría posible usando agua», dijo Lino Carrillo, un experto con sede en Canadá y exejecutivo de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Después de un incendio de las proporciones vistas en Cuba, la recuperación suele llevar tiempo y millones de dólares en reparaciones, según los analistas.

“Los tanques afectados quedarán inservibles después del incendio y todo lo demás que los conecte dentro de los muros de contención”, agregó Carrillo.

Fuente REUTERS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.