Detective de la DLCN sustrajo del almacén de esta institución armas con que asesinaron al hijo de Pepe Lobo

índice


Lo anterior fue corroborado por grabaciones de las cámaras de video vigilancia instaladas en esta institución policial.

Las cámaras de seguridad del almacén captaron el momento en que el detective de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), Fernando Daniel López Lara, sustrajo los fusiles que posteriormente habrían sido utilizados en la masacre del pasado 14 de julio donde murió Said Lobo y tres amigos.

A consecuencia de esta evidencia, el Ministerio Público acusó al detective, Fernando Daniel López Lara, por sustracción de fusiles desde el almacén de la DLCN y asociación para delinquir.

López Lara, de 38 años de edad y es originario de Agua Dulce, Tegucigalpa. Se desconoce desde hacía cuánto tiempo laboraba para la institución.

Información divulgada por Diario Tiempo indica que las cámaras de seguridad del almacén captaron al sujeto entrar y sacar ilegalmente las armas. Esas cámaras, hasta el momento, serían la principal evidencia que tiene la fiscalía contra el detective, presunto cómplice de la masacre.

López Lara fue presentado este viernes ante el Juzgado de Letras con Competencia Territorial Nacional en materia penal, en donde se evacuó la audiencia decretó detención judicial contra el investigador y ordenó enviarlo al Primer Batallón de Infantería.

Como se recordará, en esa masacre que acabó con la vida de Said Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo, también fallecieron los jóvenes Luis Zelaya, Salomón Velásquez y Norlan Rodríguez.

Por este asesinato múltiple cometido en la salida del estacionamiento de Torres Morazán, guardan prisión Eber Ezequiel Espinoza y Erick David Macías, quienes fueron acusados de los delitos de asesinato y asociación para delinquir en perjuicio de otros derechos fundamentales, por la presunta participación en el homicidio de los cuatro muchachos.

Otra persona con auto de formal procesamiento por este caso y se encuentra en prisión es Norma Alicia García, una señora de 58 años de edad.  De quien la policía la considera responsable de almacenar, resguardar objetos y bienes utilizados para cometer ilícitos.

Además, en los últimos días miembros de la DLCN allanaron una vivienda de una fiscal en el sector de la residencial Agua Dulce, mismo lugar de donde es originario el detective.

Hasta el momento, no se ha brindado más detalles del allanamiento, pero se supo que estaría ligado al crimen en Torres Morazán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 2 =