DETECTAN NUEVO VIRUS EN HONDURAS: Lo paradójico es que algunos lo quieren tener

Captura 2 collage


Se trata del virus de las ZEDES’s, como ha sido manifiesto que todo tipo de autoridad hondureña prefiere HACERSE DE LA VISTA GORDA antes que salir a cumplir con su mandato constitucional de defender la soberanía nacional, es que a muchos se les está ocurriendo GRAN IDEA de crear su propia ZEDE, con la intención de defender su jurisdicción, otros porque ven la oportunidad de hacer ‘clavos de oro’ en país que se DESINTEGRA EN PARCELAS.

El primer caso que llamó la atención es en el municipio de Roatán, en donde sus autoridades edilicias al descubrir la voracidad de los socios de la ZEDE PRÓSPERA, de agenciarse más tierra de la que se suponía tendría, y eso desprendido de una publicidad captada en el extranjero en donde ofrece sus ‘OPORTUNIDADES’ de inversión, es que la Municipalidad de Roatán anunció que va a iniciar gestiones para que declaren al municipio como ZEDE.

Sin embargo, esa no le parece una buena idea al sacerdote Jesuita, Ismael “Melo” Moreno, porque eso sería “abrir la tranca y salgan todos los animales sin control”.

“Con esa noticia que nos ha llegado a nosotros en relación con el alcalde de Roatán, es algo así como cuando se abre la tranca de un corral en donde los animales ya nadie tiene control sobre ellos”.

“Esto es la consecuencia de un tipo de legislación en torno a las ZEDE que no se corresponde con el interés a la ciudadanía, ni se corresponde con los marcos legales de la Constitución de la República; sino que es como abrir la tranca legal para que después todo mundo quiera hacerse de su pedazo un pedazo independiente del resto de Honduras”.

“Por lo tanto es sumamente peligroso y alarmante, porque indica que si se abrieron las trancas en Roatán también podrán abrirse en otro lado, sino no hay una presión fuerte y si no crece la presión ciudadana para impedir que esto continúe, porque la soberanía se nos ha escapado de las manos y la autodeterminación de los pueblos también”, expuso Melo.

ES así como este día los capitalinos están alarmados con la noticia de una ‘mariposa que revolotea sobre La Tigra.

La denuncia de la ZEDE Mariposa en La Tigra fue interpuesta por el coordinador de la organización Alternativa de Reivindicación Comunitaria y Ambientalista de Honduras (ARCAH), Cristopher Castillo.

Los impulsores de la ZEDE Mariposa, podrían tener su mirada puesta en las montañas hondureñas para construir allí su “ciudad”, de modo que la flora y fauna nacional estarían en peligro, así lo dejan entrever en sus redes sociales, Startup City Mariposa.

Adelantó que los principales promotores de lo que se perfila como la cuarta ZEDE en Honduras es el canadiense Daniel Morin y la psicóloga rusa Katerina Morin, quienes son esposos y actualmente residen en Guatemala, pues se mudaron desde Montreal con la intención de estar más cerca del territorio catracho, indican los reportes emitidos.

Sin embargo, en la zona central también ‘despegan’ noticias de una ZEDE disimulada, esto en ‘PALMEROLA’, de tal forma que, de la concesión, comparándola con una Cessna, pasaría a algo más grande que el Airbus 380, o el Antonov 225, por expresar una analogía.

De la zona que comprende mucho más allá del área estrictamente aeroportuaria, ha trascendido un organigrama para la planeación, coordinación, programación, control administrativo y buen funcionamiento de asuntos de su competencia contará con un Consejo de Área de Desarrollo Económico de Palmerola, un administrador, un sub administrador, una oficina de capital humano, una oficina de asuntos jurídicos nacionales internacionales, oficina de asuntos corporativos internacionales, oficina financiera de tributos, oficina de asuntos de infraestructura e ingeniería, oficina de marketing y transformación digital, de entre otros. ´

Para extender sus ‘alas’ más allá de la zona aeroportuaria, mediante el Consejo de Área de Desarrollo Económico de Palmerola estará conformado por dos representantes designados por el Presidente de la República, dos representantes de 12 municipalidades a quienes se les denominará “ente gestor”, un representante designado por el Concejo Nacional de Inversiones, un representante designado por la concesionaria de Palmerola y uno designado por la Secretaría de Finanzas.

La ‘cereza’ del pastel, que da vida a este nuevo engendro es la Ley Orgánica del Área de Desarrollo Económico Palmerola (ADEP), que en la práctica es ‘la misma mona en distinta rama’, ya que consta de similar concento al de las ZEDE. Y ‘para muestra un botón’.

En sus preceptos el decreto de ley dice: “Artículo 1. La presente ley tiene por objeto regular la construcción, administración, cooperación y mantenimiento del ÁREA EXTERIOR DE LAS INSTALACIONES FÍSICAS DEL AEROPUERTO INTERNACIONAL DE PALMEROLA. Denominada como Áreas de Desarrollo Económico Palmerola (ADEP), GOZA DE AUTONOMÍA E INCLUYE LAS FUNCIONES, FACULTADES Y OBLIGACIONES que la Constitución de la República y el ordenamiento jurídico vigente le confieren a las municipalidades de la República.

De ahí rescatamos el Artículo 3 que dice: “El área de Desarrollo Económico Palmerola llevará a cabo su funcionamiento de forma estratégica y organizada, siendo capaz de atraer inversionistas nacionales e internacionales, aportando una gran incidencia de comercio y turismo, que logrará impulsar el desarrollo económico y social a nivel local, regional y nacional, con la operatividad de hoteles, centros de conferencias, restaurantes, clubes, centros comerciales, parques de negocio, parques gastronómicos, parques industriales, transporte de carga y pasajeros.

El Artículo 4 hace referencia al territorio: “El ADEP de Palmerola es la destinada a estimular el desarrollo económico de las actividades relacionadas con el Aeropuerto Internacional de Palmerola que se encuentra ubicada en su entorno.

El ente designado como administrador de la ADEP ejercerá sus funciones dentro del área designada. Con sujeción a la Constitución de la República, tratados internacionales ratificados por Honduras, Ley de Municipalidades, decreto de creación a la normativa interna emanada de las autoridades de la ADEP y demás disposiciones legales que incidan en el ámbito de competencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.