Desde mayo del año pasado estaba girada orden de captura contra “El Tigre” Bonilla

Captura dir PN

Es lo que reveló el director de la Policía Nacional, comisionado Héctor Gustavo Sánchez, pero fue hasta ahora con el gobierno de la presidente Xiomara Castro que se le dio trámite para su ejecución.

Bonilla en la carretera

Esto hace que tenga sentido el porqué de muchas cosas aviesas en la institucionalidad hondureña, porque desde la cúpula es de donde emanaba la corrupción que desembocaba en ríos de sangre, dolor e impunidad, a vista y paciencia de los operadores de justicia cuyo indolente trabajo se había convertido en ‘hacerse los de a peso’ ante las arbitrariedades que estaban sucediendo con su conocimiento.

Sánchez detalló que «hace 12 días tuvimos conocimiento de los movimientos de Bonilla. Se realizaron tareas de inteligencia que permitieron conocer que él se trasladaba entre Comayagua y Tegucigalpa y fue entonces cuando se tendió una cerca a su alrededor».

Con base a las diligencias de la Policía se procedió a su captura en el sector de Zambrano. Al momento de su detención no opuso resistencia, ya que se encontraba con su familia, ni portaba armas de fuego.

«Usualmente Bonilla se movilizaba solo, sin seguridad, a bordo de un pick-up a pesar que había denunciado que temía por su vida», mencionó Sánchez.

El exjefe de la Policía es solicitado por la Corte del Distrito Sur de Nueva York por traficar cocaína, portar armas, además se le involucra en conspiración para exportar cocaína a EE. UU. desde 2003 a 2018.

Además, a Bonilla se le supone responsable de haber integrado el grupo del ex mandatario, Juan Orlando Hernández, y de su hermano, Antonio Hernández, así como de haber asesinado a miembros de bandas rivales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =