Descubren en Israel una de las ciudades prehistóricas más grande jamas encontradas

La Autoridad de Antigüedades de Israel reveló este martes que un enorme poblado del período Neolítico fue descubierto durante excavaciones arqueológicas cerca del cruce de Motza, a las afueras de Jerusalén. Foto: Eyal Marco / Autoridad de Antiguedades de Israel

Un enorme asentamiento prehistórico descubierto cerca de Jerusalén por arqueólogos israelíes ofrece una nueva perspectiva de cómo se desarrollaron las civilizaciones al final de la Edad de Piedra.

La metrópolis de 9.000 años de antigüedad, descubierta antes de la construcción de una nueva carretera, es una de las más grandes jamás encontradas, dijo el martes la Autoridad de Antigüedades de Israel.

El equipo estimó que entre 2.000 y 3.000 personas vivían allí, lo que sería paralelo a una ciudad según los estándares modernos. Cubrió varias hectáreas cerca de lo que hoy es la ciudad de Motza, a unos cinco kilómetros al oeste de Jerusalén.

Antes del descubrimiento, se creía que toda el área había estado deshabitada en ese período, durante el cual las personas pasaron de la caza a un estilo de vida más sedentario que incluía la agricultura.

“Probablemente esta es la excavación más grande de este período de tiempo en Oriente Medio, lo que permitirá que la investigación avance a pasos agigantados por la cantidad de material que podamos guardar y preservar de este lugar”, dijo  Lauren Davis, arqueóloga de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

La excavación dejó al descubierto edificios, callejones y zonas de entierro, evidencia de un nivel relativamente avanzado de planificación, sostuvo en un comunicado el equipo, que también encontró lugares de almacenamiento que contenían grandes cantidades de legumbres, particularmente lentejas, cuyas semillas se conservaron notablemente a lo largo de los milenios.

“Este hallazgo evidencia una práctica intensiva de la agricultura”, explicó el equipo. “Los huesos de animales encontrados también muestran que los residentes del asentamiento se especializaron cada vez más en el cuidado de las ovejas, mientras que el uso de la caza para la supervivencia disminuyó gradualmente”.

También se encontraron herramientas que incluyen miles de puntas de flecha, hachas para talar árboles, cuchillas y cuchillos.

Información cortesía de Reuters y Aurora Digital periódico israelí en español.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


tres × dos =