Decreto 46-90 y su reglamento ordena reubicación y prohíbe adjudicar títulos de propiedad

El decreto 46-90 deja en claro en su artículo cuatro que deberán de protegerse solo aquellos que se dedican a la agricultura y si su ubicación no califican deben ser reubicados y en los casos que sea necesario ejecutarán desalojos de acuerdo a la Ley de Expropiación Forzosa.

Una vez más se comprueba que el derogar el decreto 334-2014 deja imposibilitadas a más de 50 mil familias no solo a perder su título de dominio pleno, sino también a perder sus viviendas.

Por su parte el reglamento del 46-90 va más allá y en su artículo 13 inciso a), se refiere a la reubicación de los asentamientos humanos en todas aquellas tierras no aptas, es decir todo lo que está arriba de la cota 200.

Mientras que el inciso b), prohíbe la adjudicación de cualquier título de terreno a personas naturales o jurídicas que determina el decreto, lo que constata que que si se deroga el 334-2014 en automático más de 50 mil familias pierden el título de dominio pleno sobre sus tierras. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *