De tres a cuatro meses de consumo de electricidad podrían ser diferidos a pagar en un año

ENEE sello Luis Coello

Esta propuesta del Partido Liberal se estaría aprobando el próximo martes en sesión del Congreso Nacional y ya fue socializada con el Ejecutivo y el Legislativo.

De antemano los jefes de bancada habían acordado que la sesión no sobrepasaría de una hora, incluso calcularon que en 40 minutos podían evacuar la agenda.

Sin embargo como dicen, no es lo mismo verla venir que platicar con ella. Y una vez que fueron emergiendo los temas, fueron aflorando los criterios encontrados, que lógicamente hicieron que se prolongara la sesión.

La buena noticia es que fue para bien. Porque se espera que en la próxima sesión se apruebe que el pago de consumo de electricidad de tres meses, quizá cuatro, sean pagados después en cuotas que abarcarán un año. Así lo explicó el diputado mocionante, Mario Segura, jefe de bancada del Partido Liberal.

Segura manifestó que habían acordado que para ahorrar tiempo, las propuestas se presentarían de forma previa ante la secretaría del Congreso, así lo hizo el Partido Liberal, sin embargo durante la sesión, el diputado Jorge Cálix presentó similar propuesta, pero no fue de la forma acordada no se tomó en cuenta, sino que como se ha expuesto.

“Yo entiendo el problema que está viviendo el pueblo, a raíz de ello propusimos un proyecto de ley en el sentido con un artículo nuevo, el cual sentimos que llena las expectativas de la población y que consiste en que los meses de marzo, abril mayo y quizá hasta junio, se pudiese no pagar y que luego el pago resultante de esos cuatro meses fueran diferidos en un año y que en ese año se pagara a través de pequeñas cuotas”, expresó el diputado Segura.

De esta forma esta ayuda a la población no va a representar ninguna carga para nadie, lo hemos estado dialogando y creo que el martes ya lo vamos a dejar en firme, consideró el jefe de bancada liberal.

“Esto va a ser una gran ayuda para toda la población, puesto que de esta manera va a dejar un poco de dinero en la mesa que puede ser invertido específicamente en la compra de alimento”.

Otra gran preocupación que hay, tanto en el Congreso Nacional, como en el Gobierno es lo que va a suceder con los empleados, en especial en la zona norte en donde una gran cantidad de empresas tienen la intención de cerrar, lo que sería el golpe grandísimo para la economía porque representan millares de personas que de manera repentina quedaran sin devengar un sueldo.

“Así que son temas que vamos a ver cuál es el impacto que recibiría por parte del Estado y viendo de qué manera nosotros podemos enfrentar el problema”. Por ello es que indica que el martes llevarán un planteamiento, ya consensuado con el empresariado y encaminado a buscar la forma de cómo se puede ayudar al empleado para que no puedan perder su empleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.