De ilusoria califica el CNA prometida entrega de Bonos Banasupro

Captura clor bana


“Jugaron con el hambre del pueblo”, indica el CNA en su nuevo informe, por la que califica de ilusoria ofrenda de los "Bonosupro", que nunca se pudieron canjear, ya sea por falta de fondos o por desabastecimiento.

Es lo que plasma el nuevo informe investigativo del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), en donde se detalla cómo exfuncionarios y políticos jugaron con el hambre del pueblo.

La entonces Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), ahora Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Suplidora Nacional de Productos Básicos (Banasupro), una semana antes de las elecciones generales de 2021 firmaron tres convenios de compra por un total de 210 millones de lempiras, con el supuesto fin de beneficiar a familias de los 18 departamentos de Honduras con el programa «Bonosupro».

Los tres convenios fueron firmados por Fernando Vásquez Ayestas en su condición de viceministro de Sedis y Merlin Edgardo Cárcamo Baca, como gerente de Banasupro.

Según las cláusulas del acuerdo entre los dos representantes de las instituciones, los Bonosupros (cupones) fueron valorados en mil lempiras, en beneficio de 210 mil hogares que viven en condiciones calamitosas y de vulnerabilidad.

El CNA constató que la cantidad de bonos distribuidos a nivel nacional fueron 181,279, de estos 141,279 no podían ser canjeados y, de los 40 mil cupones que sí se podían intercambiar únicamente 10,808 fueron debida y legalmente canjeados a personas de tan solo siete de los 18 departamentos.

El manejo fallido de estas entregas deja entrever la irregular gestión por ambas partes involucradas, con un restante de 170,471 cupones que no se pudieron canjear, debido a que no había un respaldo monetario.

De acuerdo con la segunda cláusula de los convenios, los encargados de distribuir los bonosupros serían los gobernadores departamentales, por tanto, se considera que este programa fue desarrollado por el gobierno del Partido Nacional con un interés político.

Aunado a ello, se encontró que se otorgaron cupones a activistas en departamentos en donde no existe un centro Banasupro, un ejemplo de ello es el departamento de La Paz, allí se destinaron 22,468 cupones equivalentes a L 22,468,000.00; misma situación sucedió en Ocotepeque, Gracias a Dios, Islas de la Bahía, Lempira e Intibucá.

Como resultado del informe del CNA, se determina la posible comisión del delito de fraude por parte de Elan Fernando Vásquez Ayestas y Merlin Edgardo Cárcamo Baca, mismos que ya fueron denunciados ante el Ministerio Público.

merlin carcamo

En defensa propia, Cárcamo refutó a través de los medios de comunciación que Gabriela Castellanos, no  cuenta con las pruebas suficientes en la denuncia que presentó este día, más bien la demandaremos por faltar a la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.