Cuando concluyeron actos del Día del Trabajador inició el zafarrancho

De tal forma que quienes iniciaron esta nueva jornada de desórdenes, lanzando piedras a los policías no fueron estrictamente trabajadores manifestantes.

A pesar que todos los actos que las organizaciones de trabajadores habían preparado y que se realizaron sin ningún inconveniente, vinieron a ser empañadas por un grupo de personas que de forma repentina aparecieron en el centro de la ciudad capital, lo cual llamó la atención porque la agenda ya había sido evacuada y los manifestantes ya se habían retirado de la zona del Parque Central.

confrontaciones policía gas lacrimógeno

Cuando inesperadamente desde un punto, que tampoco fue de donde estaba ubicado el grupo de personas que recién habían aparecido a tiempo de rezago, comenzaron a lanzar piedras a los policías, sin poderse determinar el lugar exacto de dónde provenían.

En ese punto los policías no estaban para averiguar y todo ser que se movía por los lugares adyacentes resultaron objeto de persecución, toletazos y “rocío” de gas lacrimógeno. El asunto llegó al extremo tal, que los agentes policiales en la persecución que hacían a todo mundo, llegaron hasta el barrio Los Dolores, en donde un grupo de trabajadores del Seguro Social celebraba con una fiesta y comida después de haber participado en las marchas, por lo tanto habían familias completas, es decir, niños y adultos mayores; pero esto no importó.

confrontaciones policía gas lacrimógeno

Sin darse cuenta este grupo de personas de repente se vio envuelto en una inmensa nube de gas, de hecho varios niños y ancianos debieron ser trasladados a centros asistenciales a causa de la intoxicación a causa del gas lacrimógeno. Por lo que estos ciudadanos no escatimaron palabras para expresar su enojo para con las autoridades porque actuaron de manera irreflexiva y nada profesional, contra personas que no tenían nada que ver con lo que había sucedido algunas cuadras hacia el centro.

confrontaciones policía gas lacrimógeno

Ahora bien, en otros puntos de ese centro citadino, asediado durante los recientes días por grupos antagónicos, la lluvias de piedras, palos y gas lacrimógeno continuaba como una auténtica zona de guerra.

confrontaciones policía gas lacrimógeno
Voluntarios de la Cruz roja atienden al peridosita Goevany Villalobos.

Una de estas rocas, dio en la frente del periodista de Canal11, Geovany Villalobos, produciéndole una peligrosa herida en la ceja izquierda, muy cerca del ojo, que afortunadamente no impactó más abajo en su rostro, porque de haber sido así la gravedad pudo resultar terrible. Al final se reportaron seis personas detenidas y varios heridos.

confrontaciones policía gas lacrimógeno
El camarógrafo Maiky Linno, también resultó herido.

La jefatura policial había instalado formaciones de agentes equipados con equipo antidisturbios, ante el temor que se produjeran intentos de saqueos, tal como sucedió el día anterior.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*