Cruz Roja Internacional lamenta que Honduras continúe secuestrada por la violencia

bandera manchada

La violencia en Honduras sigue causando «graves consecuencias humanitarias», como el desplazamiento interno, la migración y la desaparición forzada, un flagelo que requiere un abordaje estructural e inversión a largo plazo, indicó este jueves el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

«Lastimosamente, la violencia se ha normalizado en el país y lo que vemos es que no para, sigue generando consecuencias humanitarias como el desplazamiento interno y la migración», dijo hoy el jefe de la delegación del CICR en Honduras, Karim Khallaayoun, en entrevista con Efe vía Zoom.

Señaló que la tasa de homicidios en Honduras ha bajado en la última década, pero la violencia «sigue siendo generalizada, afecta a muchas personas y a grupos vulnerables, como jóvenes y niños y causa mucho impacto humanitario».

El balance de 2022 del CICR, divulgado hoy, señala que las «graves consecuencias humanitarias» provocadas por la violencia «socavan el presente y futuro» de miles de personas en el país centroamericano, que en 2021 registró una tasa de 38,63 homicidios por cada 100.000 habitantes.

El Estado de Honduras está «obligado» a atender a las víctimas de la violencia y la desigualdad, señaló el canadiense, quien afirmó que el CICR ha trabajado con las autoridades hondureñas en el fortalecimiento de sus capacidades de atención.

«Hay causas estructurales de esta violencia que necesitan una inversión a largo plazo por las autoridades, la sociedad civil y la comunidad internacional», añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco − 4 =