‘CRÍA FAMA Y…’  EEUU: ni un solo dólar de la ayuda a países centroamericanos irá a manos de Presidentes

PRESIDNETES


El anuncio de Washington coincide con las acusaciones de narcotráfico contra el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, que han salido a la luz durante un juicio en Nueva York contra un supuesto narcotraficante con quien el mandatario hondureño cooperó durante años, según los fiscales.

Ni un dólar de los 4.000 millones que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quiere entregar a Centroamérica acabará en manos de sus presidentes, dijo este miércoles la coordinadora de la frontera sur en la Casa Blanca, Roberta Jacobson.

«Nada del dinero que queremos obtener del Congreso y de los contribuyentes de EE.UU. irá a los líderes de esos Gobiernos», afirmó Jacbson en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

La funcionaria explicó que Biden pondrá condiciones a los 4.000 millones que quiere entregar durante los próximos cuatro años al Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala).

En concreto, explicó que Washington quiere que la mayor parte de la ayuda vaya a las ONG, organizaciones internacionales e instituciones religiosas que trabajan sobre el terreno con los habitantes de esos países, que al no tener oportunidades se ven obligados a migrar a Estados Unidos.

«No es que los presidentes no sean importantes en estos países, pero es importante entender que vamos a trabajar con la sociedad civil, con organizaciones internacionales y con varias ONG internacionales sobre el terreno», manifestó.

«Trabajaremos con los funcionarios con los que podamos trabajar, pero creo que es muy importante que estos países hagan compromisos muy explícitos para avanzar en la lucha a la corrupción, sabemos que en algunos países eso será difícil», aseveró Jacbson.

Y, aún sin mencionar a Hernández, añadió: «si tienes funcionarios sobre los que pesa una nube, entonces creo que necesitamos trabajar con las organizaciones que podamos en esos países».

La idea de poner condiciones a la ayuda exterior no es nueva y, durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), el Congreso hizo mucha presión para que los fondos estuvieran ligados a objetivos concretos en la lucha contra la corrupción y el narcotráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 5 =