CPH alerta sobre campaña de desprestigio contra periodistas para que se auto censuren

744B0480-182F-4EEF-92CA-E362C8135C19

El Colegio de Periodista de Honduras (CPH) se pronuncia a través de su cuenta de tuiter ante una posible remetida contra un grupo de periodistas que fueron llamados como TESTIGOS y ahora los quieren judicializar.

Vigilantes ante una acción mal intencionada que se estaría fraguando  contra de periodistas hondureños con la franca intención de desprestigiar y destruir su reputación y atentar contra la libertad de expresión y los medios de comunicación.

Atentos compañeros. NO nos van a callar, señaló el CPH.

82C24176-6129-4E24-B32B-D1DEFE9A5F92

Esta historia comienza cuando la UFERCO cita a una serie de periodistas en calidad de TESTIGOS para investigar un caso de posible desviación de fondos a través de recursos destinados en publicidad.

Varios de los periodistas fueron interrogados por el propio jefe de la UFERCO, Luis Javier Santos, a quien le explicaron cómo accedían a la publicidad, donde la pasaban y como era el pago.

Según la versión de los comunicadores nunca se les llamó como acusados, por lo que les extraña el porque hicieron pública una lista que era de TESTIGOS y no de imputados, sólo con la clara intención de dañar su imagen.

Hace dos semanas a iniciado una campaña extra oficial, reveló una fuente a Noticias 24/7 HN la que se orienta a que se revelarán más nombres de periodistas que recibían el beneficio de la publicidad, como que si vender publicidad es un delito.

Las amenazas de publicar estas famosas listas han salido desde el Congreso Nacional a través de terceros, de cercanos al Ministerio Público y de periodistas que tienen acceso a la fuente oficial, identificó la fuente.

7D84C0DF-14A0-4EF1-9B83-BFE8B92E1E08

Los globos sonda son: requerimiento fiscal contra los periodistas señalados en el caso Hermes, aplicación de la lista Hermes y lo que denominarían Hermes dos que saldría desde el Congreso Nacional.

Los periodistas hondureños se preparan para una fuerte campaña de desprestigio que ya inició desde un poder del estado, donde permanentemente se habla contra los periodistas como tarifados, especialmente si el comunicados cuestiona su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.