COVID-19: Trump celebra autorización de tratamiento de plasma por FDA, OMS cautelosa

7FVFZTHT45PBUN5OK4IGJPJHGI


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró el domingo la autorización por parte de la FDA de un tratamiento contra el coronavirus que usa plasma sanguíneo de pacientes recuperados, un día después de acusar a la agencia de impedir el visto bueno a vacunas y terapias por razones políticas.

El anuncio de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de su “autorización de uso de emergencia” del tratamiento se conoció en la víspera de la Convención Nacional Republicana, donde Trump será nominado para liderar su partido cuatro años más.

“Llevo tiempo queriendo hacer esto”, dijo Trump en una conferencia de prensa inusualmente breve en la Casa Blanca. “Hoy tengo el placer de hacer un anuncio realmente histórico en la batalla contra el virus de China que salvará incontables vidas”.

La FDA explicó su decisión citando pruebas iniciales que sugieren que el plasma sanguíneo puede reducir la mortalidad y mejorar la salud de los pacientes si se administra en los tres primeros días de su hospitalización.

La agencia dijo también que determinó que se trata de una medida segura tras analizar a 20.000 pacientes que recibieron el tratamiento. Hasta la fecha, 70.000 personas han sido tratadas con plasma sanguíneo, según la FDA.

La OMS muestra cautela

La Organización Mundial de la Salud se mostró cautelosa el lunes respecto a la aprobación del uso de plasma de pacientes recuperados de COVID-19 para tratar a personas enfermas.

Bruce Aylward, alto asesor de la Organización Mundial de la Salud, agregó que más allá de la eficacia del plasma, también existen riesgos potenciales de seguridad que deben ser examinados.

“Hay una serie de efectos secundarios”, dijo Aylward, que van desde fiebre leve hasta lesiones pulmonares graves o sobrecarga circulatoria. “Por esa razón, los resultados de los ensayos clínicos son extremadamente importantes”.

La evidencia es contradictoria: un estudio chino mostró que el plasma de personas que se recuperaron del coronavirus no logró marcar una diferencia en los pacientes hospitalizados, mientras que otro análisis conjunto mostró que puede reducir el riesgo de muerte.

Con información de Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.