Copeco anuncia que este martes podrían comenzar a desaparecer los efectos del frente frío

La escasa visibilidad hizo que el aeropuerto de Toncontín fuera cerrado, lo mismo que las operaciones marítimas para las pequeñas embarcaciones.

Debido a que el techo de nubes sobre la capital esta mañana estaba muy bajo, la Dirección de Aeronáutica decido cerrar las operaciones aéreas en el Toncontín, hasta que mejoraran las condiciones climáticas.

Similar es la orden de la Capitanía de Puertos, al prohibir todas las actividades marítimas para las pequeñas embarcaciones en el mar caribe del país, dedo que esta masa de aire frío genera un oleaje de entre 4 a 6 pies, esto a orilla de costa, por lo que en alta mar es más alto, entre 7 a 9 pies. De tal modo que el transporte marítimo entre Islas de la Bahía y tierra firme también está interrumpido.

En la ciudad de La Ceiba hubo varios reportes de inundaciones debido a las fuertes lluvias que azotaron esa zona, según lo confirmó, el sargento de bomberos, Nelson Miranda, confirmó que en la cuenca del río Cangrejal, a la altura del balneario Los Lobos, atendieron una emergencia por un derrumbe, mismo que no reportó daños personales.

En San Pedro Sula, el comisionado regional de Copeco, Álex Estévez, adelantó que durante el lunes persistirán las lluvias y bajas temperaturas, lo que resulta de principal preocupación para la salud de los niños, así como de las personas de la tercera edad.

“Por eso hay que tomar en cuenta todas las recomendaciones, tenemos vientos que se están acelerando, por lo que la sensación térmica dejará temperaturas entre los 18 y 15 grados Celsius. Por ello informó que Copeco que darán atención a las personas que viven en la calle para proporcionarles frazadas y puedan amortiguar el frío nocturno.

Mientras que en la capital el sub teniente de bomberos, Wilson Vásquez, dijo que en la colonia Kennedy atendieron una emergencia por la caída de un árbol, en donde había obstaculizado una de la calles principales en dicho sector.

Ante todas estas condiciones del clima, Óscar Lagos, pronosticador de turno en Cenaos, expresó que las condiciones climáticas continuarán siendo más fuertes “sobre los departamentos del Mar Caribe, en especial Atlántida y Colón, lo mismo que la parte norte del departamento de Yoro”. También advirtió que las temperaturas caerán aún más en todo el país a excepción de la región sur.

“De manera que para la región sur esperamos hasta un máximo de 33 grados, en el Distrito Central 18 grados como máxima”. Las demás regiones tendrán una temperatura generalmente estandarizadas entre 23 a 24 grados. Esto motivó a Copeco a mantener la alerta verde para los departamentos del litoral Caribe y norte de Honduras.

Copeco mantendrán lluvias


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*