Contrario al caso de la ENEE: Hondutel no logra ‘captar’ la atención del gobierno central

Captura hondutel billete


Tanto la administración gubernamental actual como las anteriores han evadido brindar a tención al rescate de Hondutel, empresa que dio tanto a Honduras pero que ahora es vista con desprecio.

Ante este panorama desolador, el presidente del Sitratelh, Orlando Mejía, dice que los trabajadores han estado trabajando de forma coordinada con la administración de la empresa, con la intención de volverla auto sostenible.

“Ha habido gestiones en el ministerio de Finanzas, para que se le retengan fondos a las instituciones de gobierno que le deben a Hondutel y le sean trasladados a la telefónica estatal, porque de esa forma para poder cumplir al menos con los compromisos hacia los trabajadores”, a quienes se les adeudan algunos meses de sueldo, incluso el décimo cuarto mes.

Preocupación que aumenta al reconocer que durante año electorero es menor la atención que Hondutel pueda tener de parte del gobierno.

“Como ya estamos en el año electorero, no va a haber nadie que invierta en Hondutel, que por lo menos el ministerio de Finanzas nos garantice que va a hacer las retenciones y las compensaciones necesarias para que los trabajadores no tengamos problemas con nuestro salario y con nuestro décimo cuarto mes”, expuso Mejía.

Esta empresa acumula una deuda de mil millones de lempiras, que igual, son deudores de empresas e instituciones del Estado, como la ENEE, SAR y otros.

“Entonces en estos momentos que no hay inversión, que nadie va a venir a firmar un contrato con el gobierno, sino que toda posibilidad es postergada hasta un nuevo gobierno, entonces lo menos que puede hacer el ministro de Finanzas es seguirnos apoyando”, esto porque reconocen que desde esa secretaría de Estado han recibido respaldo.

En cuanto al rescate de la Telefónica, el dirigente sindical recordó que en varias ocasiones y diversas administraciones se les ha entregado planes de rescate de esta empresa, sin embargo nadie muestra interés en ello, dan la impresión de haber consenso en dejar morir por ‘inanición financiera’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cinco =