Continúan los inconvenientes al momento de sepultar a víctimas del Covid en la zona norte

HLMV 1

Primero fue con los fallecidos en la ciudad de Villanueva, en donde resultaba imposible encontrar ‘voluntarios’ que realizan esa labor, ahora fue con un cuerpo en San Pedro Sula.

Del Hospital Leonardo Martínez salió la carroza fúnebre, con el féretro de una persona, supuestamente procedente de la colonia, Suazo Córdova, de esta ciudad, al que las autoridades realizaron todos los protocolos de bioseguridad, pero al momento de llegar al cementerio Loz Zorzales, un grupo de policías militares se los impidió.

Las causa, motivo, o argumentos resultaron imposibles de conocer dado que a los periodistas se les prohíbe acercarse al sitio en donde se le dará terraje a los cuerpos de quienes han fallecido por coronavirus.

Sin embargo trascendió que había una confusión en cuanto al cementerio en donde sería sepultado y ese era el dilema que supuestamente habría hecho que la funeraria permaneciera más de lo que se supone, debe tardar este proceso, según los protocolos de bioseguridad.

Dado de manera inexorable, los fallecimientos por la pandemia van a continuar y, quien sabe si será de forma más agobiante, es que resulta preciso que las autoridades afinen mejor el protocolo fúnebre y así evitar más dolor a los deudos, y más riesgo a quienes se disponen a realizar estos procedimientos.

Momentos en que el personal correspondiente estaba a punto de traladar el feretró de la persona que este día falleció en el Hospital Leonardo Martínez, hacia el cementerio en donde de entrada se encontraron conel inconveniente anunciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − catorce =