Conozca la estrategia «única en el mundo» de Islandia, para contener el coronavirus

islandiacoronavirus

En el norte casi polar, Islandia, una isla salpicada de fiordos e iluminada por auroras boreales, muestra un enfoque peculiar para combatir el coronavirus.

Mientras el número de muertos y contagios se multiplica cada día en sus países vecinos y en casi todo el planeta, la nación nórdica ha logrado mantener a raya -al menos de momento- al covid-19: en casi dos meses solo ha reportado cuatro muertes y unos 1.500 casos.

Islandia diagnostico su primer caso positivo por CORONAVIRUS el 28 de febrero.

Y para ello, no ha necesitado decretar cuarentenas ni confinamientos obligatorios: aunque las reuniones de más de 20 personas han sido suspendidas, muchas tiendas y negocios siguen abiertos y los niños en algunos niveles de enseñanza continúan yendo a las escuelas.

«Es el resultado de una estrategia que considero muy exitosa y que creo que es única en el mundo hasta donde llega mi conocimiento», le cuenta a BBC Mundo la epidemióloga islandesa Kristjana Asbjornsdottir, profesora de la Universidad de Washington, en EE.UU.

El punto de partida del abordaje islandés ha seguido una de las recomendaciones básicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde que se comenzó a esparcir el coronavirus por todos lados: hacer «pruebas, pruebas y más pruebas» y, a partir de eso, tomar las decisiones.

Técnicos recabando datos. Antes de que se diagnosticara el primer caso, empezaron haciendo pruebas, pruebas y pruebas en los puertos de entradas y salidas.

Pero a diferencia de otras naciones, en Islandia no solo se testean casos sospechosos, potenciales contagios o personas en grupo de riesgo: el país ofrece la prueba de coronavirus a quien quiera hacérsela y de manera gratuita.

«La estrategia principal en Islandia se ha basado en pruebas exhaustivas, no solo a individuos de alto riesgo o con síntomas, sino también a la población en general», le explica a BBC Mundo Jóhanna Jakobsdóttir, profesora de bioestadística del Centro de Ciencias de la Salud Pública de la Universidad de Islandia y parte del equipo de respuesta al covid-19 en el país.

Pero las pruebas masivas y gratuitas no han sido el único enfoque que ha permitido a Islandia ofrecer una respuesta particular al coronavirus: medidas innovadoras para localizar y aislar nuevos contagios también han formado parte de la estrategia.

Una visión novedosa

Cuando Islandia detectó su primer caso de covid-19 en febrero pasado, ya llevaba semanas haciendo pruebas para detectar el virus en turistas o personas que regresaban de viaje al país.

Según los expertos consultados por BBC Mundo ese enfoque «vigilante» de intentar atacar la enfermedad incluso antes de que se mostrara en la comunidad fue un paso decisivo.

Kari Stefansson, director de DeCode Genetics

 

«Creo que fuimos el único país del mundo que estuvo haciendo pruebas mucho tiempo antes de que el primer caso apareciera», cuenta a BBC Mundo Kari Stefansson, director de DeCode Genetics, la empresa biotecnológica que lidera los esfuerzos para realizar exámenes masivos de coronavirus junto al Ministerio de Salud.

A diferencia de lo que pasaba en otros países, donde las personas acudían ya enfermas a los hospitales, en Islandia las autoridades pedían a los que entraban a la isla que se presentaran en los centros de salud a hacerse pruebas aunque no tuvieran síntomas.

Información tomada de BBC Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cuatro =