Conmoción en Colombia por el asesinato de un joven ambientalista de 14 años en un ataque armado contra la Guardia Indígena

F5F6D5E5-4F6F-4244-BF95-45C657329D65

El crimen de Breiner David Cucuñame López, un joven indígena de 14 años que fue asesinado el último viernes en el departamento del Cauca, conmociona a Colombia mientras las autoridades locales intentan esclarecer el caso, envuelto en circunstancias confusas y acusaciones contra las disidencias de las FARC.

Este hecho ya fue calificado como el primer homicidio contra un ecologista en lo que va del 2022. Recientemente, el adolescente fue señalado por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) como un «cuidador de la madre tierra», «defensor del territorio», miembro de la «guardia indígena estudiantil» y «niño protector de la vida».

Al conocerse la noticia, causó importantes reacciones. «La muerte del joven Breiner David Cucuñame, un abanderado de la protección ambiental en su comunidad en el Cauca, nos llena de tristeza. A su familia y a la comunidad indígena, mis más sentidas condolencias, apoyaremos a la Fiscalía para esclarecer con celeridad los hechos», sostuvo el presidente, Iván Duque.

¿Qué pasó?

Este grave atentado se produjo cerca del resguardo indígena Las Delicias. Además del menor, resultó muerto un adulto llamado Guillermo Chocante Ipia.

El consejero mayor del CRIC, Eduin Mauricio Capaz Lectamo, dio la versión preliminar a las pocas horas del ataque. El dirigente señaló que un grupo de la Guardia Indígena acudió al lugar ante el llamado de la comunidad, por la «presencia de un grupo armado». Acto seguido, fueron respondidos con disparos de «armas de largo alcance».

Según este líder, y testimonios del lugar recopilados por el Consejo, el adolescente no estaba realizando tareas de control territorial cuando se produjo la incursión armada, sino que regresaba de trabajar con su padre, en el rubro de la construcción.

La hipótesis que surge desde el seno de las comunidades es que Cucuñame López se encontraba en la ruta de los invasores: «Los armados tiraron bala a lo que se moviera, a lo que cayera. No tuvieron en cuenta que había caminos, que había personal y que había niños. Desafortunadamente, cayó un niño de 14 años», dijo una mujer que participó de las recorridas del territorio durante la amenaza.

Chocante Ipia, la otra víctima fatal, sí fue presentado como un miembro activo de la Guardia Indígena. Según la Fiscalía, era «escolta del gobernador indígena Luis Fabián Camacho Guetio», quien resultó herido.

Tras esta agresión, los señalamientos apuntaron contra antiguos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que no se plegaron a los acuerdos de paz y todavía operan en algunas zonas del país. A nivel oficial, el Ministerio Público todavía no dio precisiones, pero informó que «trabaja de manera articulada con las autoridades indígenas para esclarecer este lamentable hecho y lograr la judicialización de los presuntos responsables».

Fuente RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 3 =