Condena para policía militar de Támara por servir de  ‘mula’ de teléfonos celulares

Se trata del agente de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), Fredis José Flores Casco, quien el 13 de octubre de 2020, trató de introducir de forma ilegal varios teléfonos celulares en benefició de los reclusos.

La Unidad Fiscal adscrita a la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), mediante un procedimiento abreviado, logró que se condenara a Flores Casco, por los delitos de introducción de objetos prohibidos a la Penitenciaría Nacional de Támara) y por abuso de autoridad agravado en concurso ideal.

En este mismo caso, se condenó al también policía militar, Marcos Eliseo Mendoza Sosa, ambos fueron requeridos por sus propios compañeros de la PMOP, el martes 13 de octubre de 2020, tras una alerta donde se observó a través de las cámaras de seguridad la actividad sospechosa de los efectivos.

El día de los hechos varios elementos se trasladaron hasta la aldea de Támara, Francisco Morazán, a fin de verificar información en la cual se mencionaba que miembros de la Policía Militar que estaban como custodios, intentaban introducir un lote con varios teléfonos móviles al módulo de máxima seguridad del penal de Támara.

Por medio de las cámaras de seguridad del recinto penal se constató que, en un área verde, cerca del torreón número 4 de este recinto penitenciario, el sentenciado junto a Marcos Eliseo, guardaron en su indumentaria militar un paquete envuelto con cinta adhesiva color negro que contenía celulares.

Por lo que se procedió a indagar al encargado del torreón donde ocurrió la situación extraña, sin embargo, pese a que la seguridad estaba bajo su cargo, manifestó no saber nada del paquete y menos haber visto quien lo llevó hasta esa zona.

El informe la PMOP reveló, que en ese sector del centro penal hay un punto ciego, por lo cual el sistema de monitoreo no llega hasta ahí y eso permite que cualquier persona en confabulación con los centinelas puedan introducir dispositivos, artefactos u otro tipo de ilícitos.

En total le fueron decomisados al uniformado cinco teléfonos celulares con sus respectivos cargadores, más varias notas dirigidas a cabecillas de la pandilla 18.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =