Con esfuerzos particulares se mantienen vivas las esperanzas por mantener intacto al Templo Rosalila en Copán

El arqueólogo hondureño, Ricardo Agurcia, de la Asociación Copán, narra en qué consiste el trabajo científico que realizan en la actualidad a este famoso templo maya de Copán.

“Estamos trabajando en muchos aspectos dela conservación y el cuidado del Templo Rosalila, desde su aspecto externo, como el templo XVI impermeabilizarlo para que no continuemos teniendo filtraciones de agua, hasta limpiar y recoger derrumbes que ocurrieron aparentemente como consecuencia de los huracanes que tuvimos en el mes de noviembre”, comenzó por expresar el científico arqueológico hondureño.

Con agrado refirió al trabajo técnico logrado con el apoyo de la Universidad Harvard, la que consideró como colaboración extraordinaria.

“Vinculado al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México; tuvimos un equipo de cinco expertos en conservación trabajando en la fachada del Templo Rosalila para limpiarlas, estabilizarlas y consolidarlas. Para que no se sigan cayendo, es decir, desprendiendo”, enfatizó Agurcia.

“Y el otro aspecto que estamos trabajando intensamente en estos momentos son con los técnicos dela Universidad de Nebraska, quienes nos han venido a ayudar con tecnología de punta, haciendo un levantamiento completo del Templo XVI con un scanner de tipo Leader, que emite luz y recibe señales de luz, lo que permite revisar milimétricamente toda la fachada Rosalila, así como sus interiores”.

“Esto también nos va ayudar a establecer cuáles son los principales problemas estructurales que tenemos en el edificio y en dónde hay mayores riesgos de que tengamos desprendimientos, o incluso colapsos de algunas áreas de Rosalila”.

Dijo que esta ha sido una labor multidisciplinaria que ha involucrado a muchas instituciones. “Y por suerte hemos logrado el apoyo financiero de varias instituciones nacionales para lograrse mantener en operaciones.

“Hemos calculado mas o menos de unos nueve a 10 millones de lempiras, en un trabajo que nos llevaría quizá dos años más, aparte de lo que hemos hacho ya”.

Refirió que el trabajo realizado hasta el momento es algo así como el “triaje” del edificio, en sentido figurado en donde “hemos llevado al paciente al triaje, lo estamos evaluando en todos sus aspectos, estamos viendo cuáles técnicas y métodos de investigación son las mejores para lograr estabilizar al Templo Rosalila”.

Composición fotográfica que da una idea de la ubicación subterránea del Templo Rosalila en el Parque Arquológico de Copán.

El templo de Rosalila es un templo de la civilización maya, construido en el año 571 de la era común. Se encuentra ubicado en el subsuelo del Parque Arqueológico de Copán Ruinas, exactamente debajo de la pirámide XVI de este complejo arqueológico maya.

Eso se debe a que según los estudios arqueológicos, existía la costumbre en la cultura mata, que el ascenso al poder de un nuevo gobernante, se destruían las edificacxio9nes de su antecesor, y sobre sus ruinas se erigían las del nuevo gobernante.

Para fortuna de la prehistoria hondureña, el Templo Rosalila no fue destruido, al menos quedó intacto en su mayor parte y solo fue ‘sepultado con demás escombros, siendo así su descubrimiento por la ciencia, misma que ahora hace esfuerzos por mantenerlo con el menor deterioro posible.

Réplica del Templo Rosalila exhibida en el Museo Arquelógico de La Entrada, Copán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *