Como masa para hornear entró en reposo el juicio de Tony Hernández a espera que dé punto

corte libreta


Mientras eso sucede, solo queda dar un repaso a los los ingredientes, con la esperanza que los resultados sean los esperados, según el gusto del ‘comensal’.

En sus primeros tres días el juicio ya dio bastante de qué hablar, los apuntes de las narcolibretas, financiamiento de campañas políticas en Honduras, relaciones ‘comerciales’ con “El Chapo”, las FARC y una ‘marejada’ amenazando con inundar de dudas hacia Casa Presidencial.

Los medios internacionales han estado a la expectativa del desarrollo que este juicio va teniendo en Nueva York, uno de ellos es Univisión, que ha seguido el hilo desde hace muchos meses. Enumera que el asunto involucró no solo droga, sino también comercio de armas.

“Tony' Hernández está acusado de usar y transportar ametralladoras. En una sorpresiva adición tardía al caso, los fiscales dijeron que planean ofrecer el testimonio de dos testigos que dicen que 'Tony' Hernández conspiró con miembros del cartel hondureño de Los Valle, para que las armas fueran enviadas a las FARC en Colombia y al cartel de Sinaloa, según los fiscales”, cita Univisión.

Además indica que un agente de policía hondureño, habría entregado a los Valle un lote de armas que estaban envueltas en plástico. Y que los Valle habrían hecho llegar a las guerrillas colombianas FARC, trasiego en el que según la documentación judicial, Tony Hernández habría “colaborado” brindando protección durante el paso por Honduras.

Este caso es tan peculiar, que incluso se toma el tiempo para remontarse al Mundial de Sudáfrica, e instalar una amena charla de negocios en un café, al otro lado del mundo.

Según las notas de un agente de la DEA, el narcotraficante convicto Miguel Valle, dijo que viajó a Sudáfrica con otro narcotraficante, Arnulfo Fagot Máximo, alias 'El Tío, donde dice que "se sentaron y comieron" con el presidente de Hernández que "sabía que eran traficantes".

Durante la reunión, los traficantes supuestamente discutieron un envío de cocaína de 7,000 kilos. El agente escribió en su cuaderno: "El Tío se fue temprano porque tenía un submarino con 7,000 kilos". Univisión cita que intentó lograr una entrevista con el presidente Hernández, sin embargo no obtuvo respuesta de parte de la oficina presidencial.

El mismo reporte dice que en Honduras nunca se inició una investigación, “a pesar de la creciente evidencia recopilada por funcionarios hondureños” __dice, por lo que__ “la DEA se vio obligada a intervenir y hacerse cargo de la investigación”.

Indica que el caso fue liderado por la Unidad de Investigación de la DEA, la misma que manejó la investigación contra Joaquín “El Chapo” Guzmán; de ahí que la Fiscalía tienda una conexión con El Chapo y la campaña electoral de Juan Orlando Hernández.

Ahora bien, planteado de esa forma, resulta comprensible que en Honduras exista el concepto que la Fiscalía estadounidense tiene ‘los pelos del lobo en la mano’; pero entonces, sí así es el caso, cómo es que en estos primeros tres días de juicio no se presentó ninguna prueba contundente; nada más allá de unos cuantos garabatos en una libreta sin ningún peso en la Sala Judicial y señalamientos orales y ¡nada más!

O será que tendremos que esperar a que la levadura dé su punto y muestre la mano de quien asegura hace el mejor pan y sirva el 'plato fuerte'

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.