Comisión investigadora del accionar de Maccih le echa ‘volquetadas de tierra’

Para rematar los diputados votaron 71 a favor contra 57 en contra en una aprobación sin sentido práctico, solo para que el informe se enviara al Ejecutivo como un insumo, ante la cercana decisión que deberá tomar, en cuanto a si renueva o suspende convenio con la OEA que da vida a la Maccih.

El Pleno se enfrascó en una cruenta discusión infecunda para dilucidar si aceptaban o no el informe que recién en esa misma sesión parlamentaria, había brindado esta comisión multipartidaria, que terminó mutilada, ante la renuncia de cuatro de sus integrantes.

Para realizar su trabajo, la comisión solicitó apoyo a las diferentes instituciones, con las que, en teoría, la Maccih trabajaría de forma estrecha, el informe leído en el Congreso dice lo contrario, incluso narra la negativa de la Ufecic en brindar información, bajo el argumento que la ley le prohíbe brindarla; y de la Maccih la comisión dice que no recibió respuesta.

La información recopilada por esta comisión se desprende de los informes que recibió, como el de la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS) que acusa falta de fidelidad con la información recibida.

La CNBS también se quejó de no haber recibido solicitud de colaboración, por lo que solo han sido espectadores del accionar de la Maccih.

Similar es el desamparo que manifestó la administración del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

El panorama, en el recorrer del informe, apenas le comienza a cambiar a la Maccih, con lo expuesto por la Secretaría de Seguridad, que afirma haber tenido estrecha colaboración en la capacitación del recurso humano.

Sin embardo la DIDADPOL, apéndice de la Secretaría de Seguridad, igual que las anteriores instituciones, aqueja falta de apoyo.

De su parte, la Procuraduría General de la República (PGR), su informe denota algo así como esos ‘amores difíciles’, pues en parte reconoce que ha habido colaboración en la capacitación de su personal, pero a la vez reconoce que ha tenido fricciones con algunos funcionarios de la Maccih.

Ahora, la relación con el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) sí ha sido un fracaso total, tal lo que rescata de esta parte del informe que le hicieron llegar a la comisión investigadora.

Al menos el ciclo con las instituciones en el informe cierra bien, con una buena relación en el Servicio de Administración de Rentas (SAR).

Es de hacer notar que entre las conclusiones del informe elaborado por la comisión investigadora, ésta pretendió conocer cuál es el presupuesto con el que opera la Maccih, mismo que ni siquiera lo provee el Estado de Honduras, sino que es financiada por los países cooperantes.

Entre sus hallazgos, el informe achaca que la Maccih no actúa de forma indistinta para con los casos de corrupción que se presentan en el país y que fue imposible determinar los criterios que justifiquen el abstenerse de ejercer acciones en determinados casos.

También considera que se ha violentado el principio de objetividad con la creación del circuito anticorrupción, con la participación de la Maccih en la elección, nombramiento y evaluación de jueces y fiscales.

Machacó fuerte en la participación de personal extranjero de la Maccih en allanamientos, incautaciones, comisos, etc.

Y una denuncia que podría causar mella en la funcionalidad de la Maccih, o quizá de la ufecic; es la revelación información que es considerada como fidedigna; pero que de forma inapropiada, se hizo llegar a medios de comunicación.

Por todo lo anterior, a la comisión investigadora no le quedó duda alguna en recomendar la NO RENOVACIÓN DEL CONVENIO DE LA MACCIH.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


catorce + 6 =