Comienzan a proteger contra inundaciones al Aeropuerto de San Pedro Sula

Es lo que confirma el superintendente de las Alianzas Público Privadas (SAPP), Leo Castejón; quien además adelanta que el próximo concesionario de esta terminal aeroportuaria se hará cargo del mantenimiento y mejoras a los bordos de protección de este aeropuerto.

“El aeropuerto está rodeado por un sistema de bordos de aproximadamente 13 kilómetros y ha tomado un tiempo poder hacer las contrataciones para la reparación de estos. En este momento le puedo decir que los trabajos para reparar las fisuras y las partes vulnerables de los bordos comenzaron el día de hoy (jueves)”.

“Entonces estamos hablando que nosotros debemos tener el sistema de bordos del aeropuerto reparado y fortificado al término de 60 días, es decir, hacia finales del mes de junio, lo que nos daría cierta expectativa para que en caso que hubieran tormentas fuertes no afectaran al complejo aeroportuario”.

Agregó que estos trabajos dieron inicio en el sector de la Base Aérea, que es en donde hay una de las rupturas más grandes, «por donde en la segunda tormenta ingresó la mayor cantidad de agua».

Señaló, que si los bordos formaran parte de los activos del aeropuerto, estas reparaciones hubieran iniciado al mismo tiempo que la reconstrucción de la terminal.

“Cabe mencionar que esto no se había hecho antes porque EHISA es una empresa de derecho privado con capital público y si los bordos hubieran sido parte de los activos que tiene el aeropuerto en este momento, posiblemente dentro de las prioridades de la reparación del complejo aeroportuario, hubiera estado la reparación de los bordos también”, consideró el funcionario.

Pero los aspectos legales indican que esa función debían dejarla en manos de la institución correspondiente, en este caso la Comisión Contra las Inundaciones en el Valle de Sula, indicó.

Toda esta situación desemboca a que se produzcan importantes innovaciones que el contrato de concesión que llegue en un futuro a mediano plazo.

“Nosotros estamos sugiriendo que esos bordos se subroguen al concesionario para que sea él, el responsable de dar el mantenimiento debido incluso los mejore, como subir la altura de los bordos”, entre otras técnicas que aseguren su calidad y funcionamiento.

En cuanto a las operaciones aeroportuarias en el Villeda Morales, Castejón afirmó que se encuentran en un 98 por cierto, a penas reducidas porque el sistema de climatización no se encuentra a plenitud, dado que algunas cuestiones de aspectos legales de la seguranza lo han impedido.

“Todavía no tenemos el reemplazo por parte del seguro de las unidades nuevas, el reclamo anda alrededor de los 21 millones de dólares y esperamos recuperar la mayor parte de ese monto”.

A la vez reconoció que no hay el movimiento como hasta antes a marzo del año anterior, porque la pandemia no ha permitido que el tráfico aéreo se normalice, por ejemplo, Europa tiene ciertas restricciones en la actualidad y algunas líneas de bajo costo que tenían previsto abrir rutas desistieron por la situación financiera, manifestó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *