¡Son una bomba de tiempo! 3 mil problemas de movimiento de ladera presenta Tegucigalpa

png_20220919_044111_0000


  • La colonia Guillén, que parece zona de guerra debido a los deslizamientos, nunca debió ser habitada, por la importante falla geológica que hay en la zona, opinan expertos
  • Este lunes la representante de la ONU en Honduras, Alice H. Shackelford y el alcalde capitalino, Jorge Aldana, realizarán un recorrido por la zona afectada en la colonia Guillen

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El panorama para los habitantes de varias colonias capitalinas no es alentador, pues el arquitecto Luis Maier, director de la Unidad Municipal de Gestión de Riesgos de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), reveló que de acuerdo a un informe de la Cooperación Internacional de Japón, en la ciudad hay 3 mil problemas de movimiento de ladera, los que representan un peligro para cientos de capitalinos.

Si bien es cierto, que el alcalde Jorge Aldana, en el programa 30/30 mencionó que en la capital,  existen entre 20 y 25 fallas geológicas, y que algunas son más críticas con la filtración de aguas residuales y las constantes lluvias, Maier afirmó que el informe de la Cooperación de Japón indica que hay más.

“El alcalde menciona que hay entre 20 y 25 sitios críticos, pero de acuerdo a un informe de un inventario que hizo la cooperación japonesa, en todo el Distrito Central hay cerca de 3 mil problemas de movimiento de ladera, cerca de 1 mil 500 con posibilidades de deslizamientos y cerca de mil 100 escarpes, que son asentamientos”, explicó Luis Maier en ese mismo programa.

Respecto a las personas que serían afectadas, fue Aldana quien señaló que han hablado de 400 mil personas las que serían afectadas, de activarse las fallas geológicas de las que él tiene conocimiento, como ocurrió en la colonia Guillén, donde más de 125 hogares fueron destruidos.

png_20220919_044320_0000

“A ese dato tiene que sumarle las familias que viven en las zonas vulnerables a inundaciones. Son 735 barrios que se tienen en zonas de alto riesgo; significa que de 1,200, 735 es un 70 por ciento de ciudad. De los 1.7 millones aproximadamente que somos hoy en la capital, estamos hablando de 600, 700 mil personas que están viviendo en zonas de alto riesgo”, complementó el experto en gestión de riesgos, Julio Quiñónez, quien era otro de los invitados.

Movimientos en la tierra van a continuar

Por otra parte, el arquitecto advirtió que el movimiento en la tierra de la Guillén va a continuar “y se va agravar en caso de que las lluvias se incrementen, que seguramente se van a incrementar, porque la temporada de huracanes está digamos llegando; ya estamos viendo huracanes allá en el Caribe, precisamente hoy anda uno por allá por Puerto Rico, Dominicana, entonces seguramente esto se va complicar”.

Recordó que hace más o menos 20 días, la alcaldía estaba trabajando dentro de un sitio punteado que tienen en un mapa, y dijo que esa era la zona delimitada como crítica, “no había tanta vivienda, era una zona con algunas invasiones pequeñas; dos o tres viviendas, porque esto ya estaba siendo intervenido por la Alcaldía para estabilizar”.

El sitio falló en el 2010 con el paso de la tormenta Agatha, agregó que en base a eso la Alcaldía y la cooperación japonesa empezaron a trabajar en esa zona, señalando el mapa en la que indican la falla de la Guillén.  “La gran tragedia, es que esto era cuatro manzanas y media, en este momento el área ha subido a 9 manzanas y media a 10, ósea se ha duplicado el área, y es tal que ya hoy (ayer) fueron evacuadas 11 familias de esta zona que antes era considerado área de riesgo, por lo tanto, el área de riesgo está ampliándose”, agregó.

“Entonces es difícil saber hasta dónde va a llegar, pero evidentemente hay una tremenda presión  de este está gran masa de tierra. También hay otro elemento que agrava la situación, y es el colapso de toda la red de tuberías que está por debajo de esto, tanto de agua potable como de aguas negras, que es una carga adicional de agua subterránea, que facilita el deslizamiento”, precisó.

Por esa razón, dijo que ya se han tomado algunas medidas como es el cierre de la red de agua potable que baja del El Picacho, para reducir ese impacto de agua, así como el control en el sistema de alcantarillado, “precisamente en ese gran escarpe que hay ahí abajo de la iglesia (de la Guillén); el día de hoy (ayer) se está (estaba) colocando unos grandes toldos para evitar que el agua se infiltre por ahí. Estamos protegiendo ahí y luego hay algunas medidas de cierre por parte de los policías y militares para reducir hasta donde sea posible el ingreso de gente”.

Riesgo es inminente

Cerca de 2 mil personas han sido evacuadas, explicó de su lado, Aldana. “Hay 70 familias todavía que hace falta evacuar, estas familias están en la parte amarilla (del mapa). El riesgo es inminente”, alertó.

Memorizó que desde que se reportaron los primeros daños en vivienda, están presentes en el sitio, donde empezaron a levantar documentación, listado de las familias, y pidiendo la evacuación primero de las familias que están en las zonas críticas, pero todos los días cambia el mapa de riego, recordó.

Quiñonez destacó la labor de la alcaldía junto con la Policía y militares en labores de prevención, pues de no haberse tomado medidas a tiempo, dijo que la historia sería otra.

“Si no se hace un trabajo preventivo, la evacuación de familias, ahí se hubiera estado lamentando tal vez la pérdida de vidas humanas, y hay que reconocerlo”, resaltó.

El ingeniero declaró que hay un dato importante, “10 días previo a la visita primera de campo que hizo la alcaldía, yo revisé datos de precipitación de 175.6 milímetros, eso fue el mayor detonante que recibió este movimiento”.

Para él lo más importante en este momento, es que se evacúe por completo la zona, “es sumamente importante primero poner a salvo a las familias, y después pensar qué decisiones se toman sobre si hay que hacer cierres para evitar que se siga metiendo más agua; aunque el agua  cae del cielo porque todavía estamos en una temporada altamente lluviosa. Septiembre es el mes más lluvioso del año aquí en la ciudad capital, octubre que es propenso a que un fenómeno nos afecte, así que el riesgo aquí es latente”.

La Guillén es zona inhabitable

“La zona es absolutamente inhabitable”, advirtieron los expertos.  Apuntaron que “no se puede, no se podía (construir viviendas en la zona), esto ya era una falla importante en 2010; se desalojó y volvieron a llegar (invasores), y si no se controla esta zona, la gente va a regresar. Entonces esto tiene que ser convertido en otro uso u otra actividad”, recomendaron.

“Lo urgente y nuestra responsabilidad inicial es evacuar, atender a las familias y buscar la solución definitiva a estas familias que no pueden volver a este sector, esa es nuestra responsabilidad que estamos asumiendo con gran apoyo del gobierno central de la presidenta Xiomara Castro, quien nos ha comunicado y tenemos a la orden los recursos, apoyo de las distintas secretarías de Estado, para atender ahora mismo la crisis, la emergencia”, se comprometió el edil.

Este lunes la representante de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Honduras, Alice H. Shackelford y el alcalde capitalino, Jorge Aldana, realizarán un recorrido por la zona afectada en la colonia Guillen, anunció Aldana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *