Cohep solicita al Gobierno que restituya garantías constitucionales

Captura 3 operativo

El sector privado pidió este miércoles al Gobierno que restituya las garantías constitucionales, eliminando el decreto que las suspendió desde marzo del 2020 cuando entró la pandemia de la COVID-19 a Honduras.

La tesis de la iniciativa privada es que a esta altura son extemporáneas las restricciones y están impidiendo la plena recuperación de la economía, que el año pasado cerró con una contracción del -9.5 por ciento del PIB.

“Tenemos una suspensión de derechos constitucionales, que ya no tiene razón de ser. Suspendan eso, suspéndanlo”, exigió el director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Armando Urtecho.

En conferencia de prensa dijo que, de todas maneras, ya todo mundo anda en la calle. La restricción de 10:00 de la noche, a 5:00 de la mañana “ya no tiene razón de ser, la sugerencia, si es que quieren que se recupere la economía y la gente vaya a vacunarse, es que suspendan eso”.

Por otra parte, manifestó que, en base al Código del Trabajo, el patrono tiene la potestad de sancionar a los empleados que no quieran vacunarse, en este caso, contra la Covid-19, “o que pueda poner en riesgo la salud del resto de compañeros o empleadores”, expresó.

“Sino se aplican es porque no quieren. Espero yo, que el Ministerio del Trabajo emita alguna disposición, por medio de la inspección de trabajo, si es que quieren trabajar”, ironizó.

“Nosotros ya lo dijimos; el que no tenga su carné de vacunación a partir del 15 (de octubre), igual que su Documento Nacional de Identidad (DNI), el que no la tenga, lamentablemente, no se le va a pagar, no podrá ir al banco, ni hacer ningún tipo de transacciones”, alertó Urtecho.

“Esas cosas hay que decírselas a la gente; tienen hasta el 15 de octubre para ir a enrolarse y los que no tienen la tarjeta, que la vayan a traer”. Reiteró que el carné de vacunación anticovid será exigido por las empresas y será válido independientemente de la marca que hayan sido inmunizados.

Comentó que todavía hay empresas que “están trabajando a medio vapor, algunos trabajadores que no se vacunen se van a quedar en sus casas, pero va a llegar un momento en que los empleadores les van a decir -señores hasta aquí llegó, aquí están sus prestaciones, ahí quédense”, advirtió Urtecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × uno =