CNA presenta Segundo informe de Evaluación de la situación en los centros de triaje

Captura 2 CNA


Durante esta presentación, la directora del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Gabriela Castellanos, ejemplificó con la paupérrima situación de los triajes en el occidente del país, la displicente forma de enfrentar la emergencia sanitaria decretada por el mismo Gobierno.

“Los departamentos de Santa Bárbara, Copán, Lempira, Ocotepeque e Intibucá; fueron objeto de inspecciones y revelaciones en el Segundo Informe de Veeduría del CNA respecto a triajes a nivel nacional”.

Para la Zona occidental se visitaron 18 centros de estabilización en donde se constató que hay municipios como Yamaranguila, Intibucá, que cuenta tan solo con dos médicos para 23 mil personas en momentos en los que el contagio por Covid-19 está fuera del control del Estado”.

“En una gran cantidad de puntos evaluados se descubrió que la vulnerabilidad laboral del personal médico es la norma, pues a muchos no se les ha pagado dese hace meses, no tienen certeza de la renovación de sus contratos, o no se les provee de equipo”.

“Un ejemplo de ello es el triaje de San Marcos de Ocotepeque en donde los galenos denuncian que solo reciben tres mascarillas quirúrgicas por semana y N95 quincenal, dejándolos a merced de nadie”.

“O lo que sucede en La Campa, Lempira, en donde la escasez y el olvido gubernamental provocó que el centro de abastecimiento de medicinas para el triaje, se haya convertido en un agónico centro de salud del pueblo”.

“Pero ante la vicisitud hay doctores que lo dan todo y no se detienen, como el ejemplo de Ceguaca, Santa Bárbara, que ante la incertidumbre de la renovación de sus contratos salen en brigadas para contener el incremento de casos y evitar que la población llegue en forma desbordada al triaje”.

“O el duro caso de una doctora de San Juan, Intibucá, que a pesar de estar incapacitada por enfermedad tuvo que continuar atendiendo pacientes pues no hay otro médico asignado para esa tarea”.

“Los hallazgos son múltiples, parece como si se tratase de película de espanto donde cada escena es peor que otra. La situación en occidente es grave, los trajes están desabastecidos de tanques de oxígeno en un 88%, les hace falta el 65% de los médicos y no cuentan con el 53% de enfermeras; todo esto ante la indiferencia absoluta de las autoridades”.

“honduras se ha consagrado como ese país de las maravillas, donde reina la opresión, la ineficiencia, la desatención del Gobierno y que además el conflicto social sanitario es encubierto por oradores públicos que colman de ilusiones y mentiras a una población cada vez con mayor necesidad de respuesta”.

“Y entonces señor Presidente, después de tantos años en el poder ¿dará respuesta o no a un pueblo que muere a diario de forma masiva?”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.