CN ordena al BCH incluir la imagen de la ambientalista Berta Cáceres en el billete de 200 lempiras

Rojo y Blanco Pequeño Minorista Farmacia Reapertura Comercial Horizontal Volante (73)


Con aprobación del decreto, para elevar a la líder indígena lenca, luchadora social y ambientalista hondureña, Berta Cáceres a la categoría de heroína nacional, ahora el billete de 200 lempiras llevará su imagen con la leyenda ¡Despierta, despierta humanidad, ya no hay tiempo!

Y es que después de su aprobación, el Congreso Nacional ordena al Banco Central de Honduras (BCH), para que las nuevas emisiones de ese billete de 200 lempiras, se incluya su imagen.

Con esa acción, el Poder Legislativo se reconoce la ardua labor que Cáceres, tuvo para con el país  y para que su legado sea preservado, a través del tiempo, por ser una mujer indígena lenca, feminista, activista y defensora del medio ambiente con una trayectoria de más 20 años.

Cáceres, cofundó el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), para luchar por los derechos de los lencas y ganó el Premio Medioambiental Goldman, máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente.

Por lo anterior, el CN vía decreto instruyó a la Secretaría de Educación, para que la vida y obra de Cáceres sea incluida dentro de los contenidos programáticos y el Plan de Refundación del sistema educativo. La imagen de la ambientalista también deberá ser incluida en la galería de próceres y héroes nacionales.

También con la aprobación de la norma, se creará el premio Berta Isabel Cáceres Flores, como un reconocimiento que anualmente se otorgará por parte del Estado a hombres y mujeres destacados en su lucha ambiental.

Cáceres fue asesinada a disparos en su residencia en el municipio de La Esperanza, Intibucá, pese a contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y que ella había denunciado múltiples amenazas de muerte.

La reconocida ambientalista se oponía a la construcción del proyecto hidroélectrico Agua Zarca, en el río Gualcarque, por considerar que causaba daños al medioambiente, principalmente, a las comunidades de la etnia lenca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.