Claustro de profesores de Derecho de la UNAH pone en jaque a la rectoría por arbitraria decisión

UNAH

Debido a que la rectoría actúa en ilegalidad, al ordenar que no se les asigne carga académica a los profesores por hora, cuando la Constitución de la República, el Código del Trabajo y el Estatuto del Docente le dicen lo contrario.

El Claustro de Profesores de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), ante la Circular número 20-2020 de fecha 6 de mayo de 2020, emitida por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) por medio de la Secretaría de Desarrollo de Personal en reunión virtual sostenida el día 23 de mayo de 2020, al Señor Rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Francisco Herrera, le manifiesta lo siguiente:

Que la Circular antes referida entre otros puntos manda en su numeral 3, a no contratar profesores por hora para el segundo periodo académico del 2020, sin tomar en cuenta que éstos, en su mayoría tienen varios años de desempeño profesional continuo en el marco de relaciones laborales con criterios de subordinación y dependencia jerárquica.

Además es importante hacer de su conocimiento señor Rector que esta circular está siendo ejecutada por la Facultad de Ciencias Jurídicas, ya que en la programación académica del segundo período denominado intensivo enviada a cada uno de los Jefes de Departamento se les está instruyendo para que no se les asigne carga académica a los docentes por hora.

Que la Constitución de la República en su artículo 129 manda que “La Ley garantiza la estabilidad de los trabajadores en sus empleos, de acuerdo con las características de las industrias y profesiones y las justas causas de separación…”. Asimismo, el Código del Trabajo en el artículo 47 primer párrafo manda: “Los contratos relativos a labores que por su naturaleza sean permanentes o continuas en la empresa, se consideraran como celebrados por tiempo indefinido, aunque en ellos se exprese término de duración, si al vencimiento de dichos contratos subsiste la causa que le dio origen o la materia del trabajo para la prestación de servicios o la ejecución de obras iguales o análogas.

Por su parte, el artículo 52 último párrafo prescribe: “Si antes de transcurrido un (1) año se celebra nuevo contrato entre las mismas partes contratantes y para la misma clase de trabajo, deberá entenderse este por tiempo indefinido, sin que tenga lugar en este caso el periodo de prueba.”

Con base a lo anterior, es evidente que la Circular 20-2020 que ordena no contratar docentes por hora, contraviene abiertamente el derecho al trabajo y su correlato de estabilidad laboral tutelado en la Constitución de la República, el Código del Trabajo y los Convenios y Tratados Internacionales suscritos en la materia, por las siguientes razones:

La Constitución de la República, el Código de Trabajo y Estatuto del Docente, normativa legal que rige la docencia universitaria a la UNAH establece claramente que: “El puesto de docente es de naturaleza permanente y continua”, lo que en correlación con el artículo 47 del Código del Trabajo ordena que, si el puesto es permanente, el contrato deberá celebrarse por tiempo indefinido, las implicaciones de no contratar a docentes por hora, vendría a resultar en una violación a estas disposiciones.

Reafirmando tal prerrogativa laboral, el artículo 52 del texto legal antes referido manda, que, si se celebraron dos contratos en el mismo año y para la misma clase de trabajo, deberá entenderse este por tiempo indefinido, sin que tenga lugar el período de prueba, que es el caso de docentes por hora que laboran para la UNAH, consecuentemente el contrato que se celebre se entiende constitucional y convencionalmente por tiempo indefinido.

Debe entenderse en el caso de la docencia por hora, la Universidad ha celebrado más de dos contratos, dado que en cada periodo académico se celebra un contrato o un acuerdo de nombramiento, esto ha dado como resultado, que existan a la fecha docentes por hora contratados desde hace varios años, algunos de los cuales tiene una antigüedad de 3, 5 y 10 años o más de laborar bajo esa modalidad, eso implica que, de acuerdo con los artículos antes invocados, son trabajadores permanentes de la UNAH.

Genera mucha preocupación que la Universidad sin tener aún la información de la matrícula de estudiantes y la necesidad de docentes para el II PAC 2020, haya tomado en tiempos de la crisis sanitaria generada por el Covid-19, la violatoria e improcedente determinación de no contratar docentes por hora, convirtiéndose en un despido injustificado.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras, ya cuenta con importante jurisprudencia generada por la Corte Suprema de Justicia, en varios casos de despidos a docentes por hora, en los que ese Tribunal les ha declarado procedentes sus demandas, y se ha ordenado a la UNAH proceda al reintegro a su puesto de trabajo, otorgándoles la estabilidad laboral y pagándole los salarios dejados de percibir.

En el presente caso, de no contratar a las y los docentes por hora, se hará uso del derecho que tienen estos docentes a demandar ante los Tribunales de la República, por la no asignación de la carga en el próximo período académico pues tal acto, constituye un despido.

El impacto que tiene esta decisión creará un mal precedente de legalidad y de respeto a los derechos fundamentales por parte de las actuales autoridades, en vista que en lugar de declarar la permanencia de estos docentes como corresponde a la luz de la Constitución, los Tratados y Convenios Internacionales y las leyes, se los conculca flagrantemente sus derechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 + trece =