Clase obrera insiste en un salario mínimo que solo trae encarecimiento del costo de vida

Captura baquedano

El dirigente obrero, José Luis Baquedano dice que todavía no hay convocatoria para próxima negociación que según ley debió haber iniciado durante el presente mes.

A pesar que las revisiones del salario mínimo solo sirven para tomar como referencia en disposiciones legales como multas a pagar, muy lejos de su cometido supuesto, cual es el de mejorar la calidad de vida del asalariado, lo único que logra, incluso desde mucho antes de ser puesto en vigencia, es un drástico encarecimiento del costo de vida, sin embargo, la dirigencia obrera continúa insistiendo en ello.

Es así como el dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores de honduras (CUTH), José Luis Baquedano, lamentó que aún no haya sido girada la respectiva convocatoria para iniciar la negociación de reajuste al salario mínimo para el 2022.

Contrario al 2020, este año las empresas han reportado una importante recuperación económica, lo que permitirá una mejor negociación del salario mínimo, consideró Baquedano.

La ley establece que las negociaciones deben iniciar antes que finalice el año para que en enero del siguiente año se pueda hacer efectivo el reajuste.

“La esperanza era que convocaran a las centrales obreras y a los representantes del Cohep y al mismo Gobierno en estos días para que los actores nombraran a sus representantes y ya en diciembre empezar a negociar”, manifestó Baquedano.

“Esperamos que se convoque lo más pronto posible, que no se deje para el próximo año porque pasaría lo que pasó este año, que se terminó negociando en junio”, recordó.

“Esperamos que nos convoquen para nombrar las comisiones y si es posible, en este próximo mes de diciembre para llegar a un acuerdo consensuado y aplicar ese ajuste del salario a partir de enero del 2022”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − siete =