Científicos identifican un fármaco que bloquea al coronavirus ¿Cómo funciona?

Un equipo internacional de científicos dirigido por el investigador de la Universidad de Columbia Británica (UBC, por sus siglas en inglés), el doctor Josef Penninger, encontró un medicamento de prueba que bloquea efectivamente la puerta celular que el SARS-CoV-2 usa para infectar a sus huéspedes.

Los hallazgos, publicados hoy en la prestigiosa revista científica Cell, son prometedores como un tratamiento capaz de detener la infección temprana del nuevo coronavirus que ha afectado a más de un millón de personas y se ha cobrado la vida de otras 50.000 en todo el mundo.

 

El estudio proporciona nuevos conocimientos sobre aspectos clave del SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, y sus interacciones a nivel celular, así como sobre cómo el virus puede infectar los vasos sanguíneos y los riñones.

“Esperamos que nuestros resultados tengan implicaciones para el desarrollo de un nuevo fármaco para el tratamiento de esta pandemia sin precedentes”, dice Penninger, profesor de la facultad de medicina de la UBC, director del Instituto de Ciencias de la Vida y la Cátedra de Investigación Canadá 150 en Genética Funcional en UBC.

«Este trabajo proviene de una increíble colaboración entre investigadores académicos y compañías, incluido el grupo gastrointestinal del doctor Ryan Conder en Stemcell Technologies en Vancouver, Nuria Montserrat en España, los doctores Haibo Zhang y Art Slutsky de Toronto y especialmente el equipo de biología infecciosa de Ali Mirazimi en Suecia, que han estado trabajando incansablemente día y noche durante semanas para comprender mejor la patología de esta enfermedad y proporcionar opciones terapéuticas innovadoras».

ACE2, una proteína en la superficie de la membrana celular, se encuentra ahora en el centro del escenario en este brote como el receptor clave para la glucoproteína espiga del SARS-CoV-2. En trabajos anteriores, Penninger y sus colegas de la Universidad de Toronto y el Instituto de Biología Molecular de Viena identificaron por primera vez ACE2, y descubrieron que en los organismos vivos, ACE2 es el receptor clave para el SARS, la enfermedad respiratoria viral reconocida como una amenaza global en 2003. Su laboratorio también pasó a vincular la proteína con la enfermedad cardiovascular y la insuficiencia pulmonar.

Fuente Infobae.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dos × 1 =