CICEST: Finlandia uno de los países de destino donde muchas mujeres hondureñas son comercializadas

Imagen N24 (28)


El caso de Angie, la joven que desapareció misteriosamente el uno de enero de este año en Roatán,  Islas de la Bahía, puso sobre la mesa un tema sobre el cual se ha hecho poco enfoque y es la trata de personas, en su mayoría casos de mujeres que son captadas, para luego ser comercializadas, explotadas o esclavizadas para prostituir su cuerpo.

El caso de Angie fue cerrado por la policía, pero en entrevista para el programa "En La Mira"  que se transmite por Canal Seis,  Sua Martínez,   titular de la Comisión Interinstitucional Contra la Explotación Sexual, Comercial y Trata de Personas de Honduras – CICESCT,  se refirió de nuevo al tema, asegurando que es en las zonas turísticas de Honduras donde muchas jóvenes son captadas por tratantes, criminales que se dedican a la trata de personas.

"La trata de personas en Honduras se ha focalizado en La Ceiba, Comayagua, Islas de la Bahía, estos lugares turísticos son las zonas donde hemos encontrado, casos donde tratantes interceptan a jóvenes para que vendan su cuerpo, las coaccionan, y las someten a vender su cuerpo, eso es trata de personas es explotación sexual, y es un delito", puntualizó.

Honduras es un país de destino y origen, mujeres, jóvenes, niños y niñas son captados y llevados a otros países donde son comercializados. Son criminales, parte de una red, donde está el captador, a quién recibe a la persona y quien comercializa a las víctimas.

"En el 81% de los casos que hemos identificado, encontramos casos de mujeres que han sido captadas en Honduras, y han sido llevadas a Finlandia, Colombia", reveló.

Añadió que conocen casos de una red de tratantes que captaban chicas a través de agencias de modelaje, buscaban jóvenes entre 14 o 17 años, ejercían coacción sobre los padres, para que firmaran los permisos de migración,  engañándolos de que sus hijas triunfarían en el extranjero, y cuando llegaban a España, Francia, les han quitado sus pasaportes, controlaban sus horas de sueños, sus movimientos, una situación de esclavitud.

Finlandia, por sorprendente que parezca, es uno de los países donde se han encontrado a muchas mujeres secuestradas, donde vulneran sus derechos, siendo explotadas.

La funcionaria señaló que la trata de personas, es la nueva esclavitud del siglo XXI, y el segundo delito con más incidencia en el mundo, después del narcotráfico.  Por lo que agregó, que es importante que los padres observen a sus hijos cuando aparezcan con un teléfono que ellos no le hayan comprado, con quien hablan, sus compañías. Al tratante no le importa la clase, pueden estar en todas partes, esperando captar a un joven o una joven para luego comercializarlos.

"Otra situación donde las jóvenes son captadas y tratadas, es en las caravanas, aquí se esconde la trata, a las jóvenes las engañan, les dicen que las van a ayudar a cruzar, pero en lugar de eso las prostituyen, y las retornan vulnerando sus derechos", lamentó.

También se refirió a los ciberdelitos, que ya están tipificados en el código penal de Honduras, entre algunos ejemplos señaló, casos donde personas piden fotografías íntimas a sus víctimas a través de las redes sociales, divulgándolas posteriormente, o vendiéndolos en sitios de pornografía, señaló que eso es un delito que debe ser denunciado.

Martínez solicitó a los hondureños para que denuncien casos donde una persona puede ser víctima de trata, y compartió un número para que hagan las denuncias anónimas al 8990 - 5187 o en la página web de la CICEST

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.