Choques con la Policía y cientos de detenidos en una nueva noche de protestas en EE.UU.

Choques con la Policía y cientos de detenidos en una nueva noche de protestas en EE.UU.

Multitudinarias manifestaciones han vuelto a llenar las calles de decenas de ciudades de EE.UU. en protesta por la muerte de George Floyd. El ciudadano afroamericano falleció el pasado 25 de mayo en Mineápolis (Minesota, EE.UU.), como consecuencia de «un paro cardiopulmonar» que se produjo mientras estaba siendo reducido por un agente de la ley (o quizá varios) que lo inmovilizó y le aplicó «compresión en el cuello» con la rodilla durante más de 8 minutos cuando estaba ya esposado y detenido.

A lo largo del día, las protestas se desarrollaron con carácter pacífico, pero después del toque de queda se desencadenaron enfrentamientos con la Policía. En varias ciudades, los agentes emplearon gases lacrimógenos para dispersar la multitud y se llevaron a cabo decenas de arrestos.

Por su parte, el Departamento de Policía de Nueva York confirmó el arresto de unos 200 manifestantes en toda la ciudad, cifra que probablemente vaya en aumento. Durante la jornada anterior los agentes detuvieron a unas 700 personas. Entre tanto, la ciudad ha sufrido múltiples casos de saqueos, e incluso tiendas de Manhattan han sido asaltadas por los vándalos.

Se reportó que una gran multitud había quedado atrapada en el puente de Manhattan, cercado por los agentes en ambos lados, pero al parecer la Policía finalmente permitió a los manifestantes abandonar el área pacificamente.

Asimismo, numerosos manifestantes salieron este martes a las calles de la ciudad de Brockton ubicada en el estado Massachusetts. La protesta se volvió violenta cuando algunos de sus participantes lanzaron fuegos artificiales y botellas de vidrio contra los agentes de Policía, que en respuesta emplearon gas pimienta y lacrimógeno, así como balas de goma, para dispersar a la multitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece − siete =