Chile: Manifestantes regresan a las calles, Piñera busca el apoyo político

Las protestas en Chile se reanudaron con fuerza la tarde del martes pese a algunos intentos de recuperar la normalidad en la capital y otras ciudades, mientras el presidente Sebastián Piñera intenta convocar apoyo político para frenar las manifestaciones, que han dejado 15 muertos y cuantiosos daños.

El mandatario de centroderecha citó a los principales partidos políticos del país a una reunión en La Moneda en un intento por buscar soluciones a la crisis, pero las agrupaciones de izquierda opositora como el Partido Socialista, Comunista y el bloque Frente Amplio rechazaron asistir al encuentro.

El Gobierno “aún piensa que estamos frente a una crisis relacionada con el orden público y no con una demanda social acumulada por años de abuso a las chilenas y chilenos”, dijo en un comunicado el Partido Socialista, que fue clave en la lucha contra la dictadura de Augusto Pinochet y pilar de los cinco gobiernos de centroizquierda en democracia.

La ministra portavoz del Gobierno, Cecilia Pérez, calificó de “lamentable” la ausencia de algunos partidos de oposición en la reunión con Piñera y dijo que esperaba que pudieran reconsiderar su posición para buscar una salida al estallido social que se desencadenó tras un alza del transporte.

Después de la reunión, el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, dijo que pidieron rectificaciones a Piñera, como reorientar las reformas que impulsa en tributos y pensiones, señalando que el mandatario se comprometió a hacer anuncios en las próximas horas.

“El presidente tiene que poner fin al estado de emergencia y tiene que escuchar lo que está pidiendo la gente, lo que significa un profundo cambio social. Escuchar a la sociedad civil, no sólo a partidos políticos”, afirmó por su parte Heraldo Muñoz, jefe del PPD y canciller en el gobierno anterior.

En paralelo, a primeras horas de la tarde grupos de manifestantes empezaron a congregarse en varios puntos de Santiago y otras ciudades del país para reiterar sus reclamos. Las mayores centrales sindicales convocaron además a una huelga general el miércoles y jueves.

En pleno centro de Santiago, una multitud marchaba pacíficamente, entre ellos una gran cantidad de trabajadores de la salud pública que se manifestaba en reclamo de condiciones “dignas” para pacientes y funcionarios.

Información cortesía de Reuters.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


seis + seis =