“Chano”: El gran plebiscito no tiene que ver con la cuarta urna; la idea es obligar al gobierno a tomar decisiones  

png_20220922_210141_0000


  • “Hoy la clase poderosa, distintamente de quién esté en el gobierno, es la clase política en contubernio con grupos económicos, con grupos sociales, y con el plebiscito el pueblo es el soberano”, explica “Chano”
  • Entre agosto y octubre del 2023 estaría llevando el “gran plebiscito” al Congreso Nacional

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.- El estratega político y empresario Mario Enrique Rivera, más conocido como “Chano” Rivera, explicó en el programa “En La Mira” que dirige el periodista Carlos Martínez, de qué se trata el gran plebiscito que propone y adelantó que entre agosto y octubre del próximo año estaría llevándolo al Congreso Nacional.

“Hoy la clase poderosa, distintamente de quién esté en el gobierno, es la clase política en contubernio con grupos económicos, con grupos sociales, y con el plebiscito el pueblo es el soberano, y el pueblo es el que mandaría y obligaría al gobierno y al Congreso de la República a tomar decisiones que no quieren tomar o no les gusta tomar; esa es la razón por la que no se ha implementado en el país”, declaró “Chano” Rivera.

Aclaró que “el gran plebiscito no tiene nada que ver con la constituyente, ni con la cuarta urna, ni con la reelección de Mel (Manuel Zelaya Rosales) o de cualquiera”.

“Me ha llamado mucho la atención que ciertos sectores de la derecha, de los que fueron digamos los 'blanquitos' ha generado un poco como de miedo, pero no, el plebiscito lo puede convocar el presidente de la República en el consejo de ministros y si quisiera doña Xiomara (la presidente Castro) lo convoca, al menos 10 diputados ya lo pueden convocar, pero no veo viable hoy la constituyente”, manifestó.

Dijo que las dos razones por las que no la ve viable; una porque no tienen los votos suficientes en el Poder Legislativo y dos, “en caso que se diera, mi percepción hoy como están las cosas, el pueblo hondureño así como en Chile le dijo no y castigó a Boric (Gabriel Boric), aquí castigaría a al actual gobierno, que aunque apenas tiene ocho meses ha habido un enorme degaste, particularmente en los últimos tres meses de gobierno, viendo cómo están los hospitales sin medicina, unos arrancan la operatividad del gobierno a penas el 15 por ciento ejecutado, paralizado el país en muchas áreas”.

Inicialmente “Chano” mencionó que el 99 por ciento de la población hondureña no sabe lo que es el plebiscito, la reforma al artículo 5.

“Fue producto de lo que sucedió en el 2009, para darle a los hondureños como una válvula de escape para que el pueblo pudiera en un momento determinado, salir a la urna; no es la elección normal a la que estamos acostumbrados, es una especial que hay en 19 países latinoamericanos, Esto del plebiscito y el referéndum, y en Estados Unidos que se le conoce como la iniciativa”, explicó.

“Viendo lo que está pasando en el país; venimos de ocho años difíciles. 2009, 2017 el país se polarizó básicamente por el tema del continuismo, la reelección, pero tenemos ese instrumento jurídico disponible para utilizar. Lo vimos hace tres semanas en Chile, grandioso el pueblo chileno que hace un año había ido a pedir una constituyente por una nueva constitución. Un año después dice, no me gusta lo que redactaron y la rechaza, y lo hemos visto en Costa Rica con el tratado de libre comercio, lo aprobaron, los ticos tienen un plebiscito y un referéndum, y en Suisa tienen más de 2 mil plebiscitos que han hecho a lo largo de los últimos 20 años”, detalló.

Mencionó que por eso Suiza es el país que tiene el índice de libertad y prosperidad más alto en el mundo, “más que Estados Unidos, porque ellos cada tres meses tienen referéndum, hasta hay lista de espera porque la gente dice, bueno, yo quiero un plebiscito por esto, porque ellos cada tres meses lo hacen; lógicamente que nosotros no tenemos los recursos y la costumbre para hacerlo”.

¿Por qué promueve el plebiscito “Chano”? 

Lo que está proponiendo él, precisó que es “promover un gran plebiscito por una sencilla razón, porque el pueblo ya no aguanta; no aguantaba antes, y ya no aguanta ahora tampoco, los precios, la delincuencia, la corrupción, la impunidad, pues se está dando el caos ahorita de la bancada del PSH (Partido Salvador de Honduras) que por ratos está sí y a ratos está no. Están (anoche) en reunión de emergencia, porque no los toman en cuenta, entonces la gente se está cansando de todos por igual, rojos, azules, rojo y negro, PSH, todos”. 

“Entonces la idea de nosotros del gran plebiscito es obligar al gobierno a tomar decisiones”, reiteró. 

Ejemplificó, sobre la dolarización en El Salvador que se dio cuando tenía una economía tranquila, pero que “el presidente de aquel entonces, tuvo la visión de ver hacia el futuro, porque El Salvador como Honduras, es un país remesero”.

“¿Quién lo propuso en Honduras hace como 30 años?, Jaime Rosenthal Oliva; nadie le paró bola, dijeron que no, que esa cosa es muy rara, que puro yanqui, que no sé qué, si se hubiera hecho en aquel entonces, Honduras tendría en los últimos 20 años, una tasa estacionaria mucho más baja, porque lo que hace la dolarización, es que impide que el Estado a través del Banco Central, imprima monedas sin respaldo para financiar déficit fiscal y eso hace que te suba la inflación y golpee a los pobres, porque es el impuesto más injusto de todos. Temas como ese y otros queremos proponer con los diputados”, adelantó.

En enero del 2023 solicitará las firmas

El periodista Carlos, dijo que existe la iniciativa ciudadana. “Esta tiene un límite de tiempo, es decir a partir del momento que se presenta la documentación al secretario del Congreso hay un límite de tiempo para llevarlo al Registro Nacional de las Personas, un límite de tiempo para que el RNP diga sí al gran plebiscito va correcto en firma y un límite de tiempo para que se someta a la cámara legislativa para su difusión”.

“Esta es la tercera vía para convocar un plebiscito; es eso, es el pueblo a través de 2 por ciento de las firmas del último censo que andaría alrededor de 106 mil, 112 mil firmas, entonces es lo que vamos a empezar hacer a partir del mes de enero, una vez que tengamos las firmas llevarlas al Congreso y este las va a remitir al CNE (Consejo Nacional Electoral)  y el Registro y el Registro te valida la firma, te las postea, y si están bien vuelve al Congreso”, expuso.

Agregó que “el Congreso tiene que 15 días para votar sí o no. Si sienten que hay algo que toca el tema constitucional lo manda a la Corte, y la Corte solo tiene 10 días para opinar sí o no, y si la Corte no dice nada, automáticamente pasa al Congreso para que lo vote, y ahí es donde creemos nosotros que probablemente entre agosto y octubre del otro año, estaríamos llevándolo al Congreso con 10, 12 temas”.

“Vamos a ver qué hace el Congreso, sobretodo la base de Libre (Partido Libertad y Refundación) que siempre se ha jactado de que es la bancada de la soberanía, que respetan la voluntad del pueblo, pues vamos a ver, porque las firmas las vamos a conseguir en todos los departamentos, entonces vamos a ver si los diputados escuchan o no a su gente”, expresó.

Dijo que esperan que le digan que sí, “porque si no, es sería defraudar al pueblo hondureño que está cansado y agotado de lo mismo de siempre”.

  

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.