Celebrar un gol con gesto obsceno, le costó dos juegos de castigo a Rubilio

rubigol

La Comisión Disciplinaria decidió castigar con dos partidos al delantero del Motagua, Rubilio Castillo, quien tras celebrar un tanto anotado al Olimpia, hizo un gesto considerado obsceno.

El atacante al sacar el balón del arco merengue, corrió hacia el centro del campo tocándose los testículos. Rubilio justificó que su acción no era dirigida hacia el rival, sino que un llamado a sus compañeros para que pusieran “huevos”.

Tras revisar el video, el ente judicial del fútbol profesional consideró aplicar la sanción al atacante que no estará el domingo frente al Vida.

Otras sanciones

Aldo Oviedo (R. Minas) 3 juegos

Julián Martínez (Honduras P.) 3 juegos

Mathías Galvaliz (Motagua) 1 juego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 8 =