Ceibeños se resisten a pagar por una obra que beneficiará a toda la zona litoral

Pobladores, transportistas, autoridades locales, diputados, entre otros, rechazaron este día el impuesto mediante el cual se obliga a los ceibeños a pagar por una obra que es para el beneficio de comunidades y zonas productoras de Colón, Noreste de Yoro, incluso de Cortés, expusieron.

Algunos de los manifestantes de esta mañana fue el diputado Tomás Ramírez, quien expuso que a los ceibeños no se les consultó si estaban de acuerdo o no con dicha tasa impositiva, que contempla un mínimo de 800 lempiras al año para los vehículos livianos y un máximo de 1,200 para los vehículos, pesados registrados en la ciudad de La Ceiba.

Y ahí es en donde inicia la inconformidad, pues con el producto de esos ingresos se procederá a la reconstrucción del acceso a La Ceiba, pero ese acceso en realidad es de paso, porque es la sección de la CA-13 que comunica con el departamento de Colón y Yoro,incluso con el norte de Olancho.

Siendo que se trata de una carretera estatal, los ceibeños argumentan que no es justo que solo a ellos los recarguen con ese impuesto, pues para ese tipo de obras ya hay impuestos contemplados en las leyes.

El pasado 8 de febrero se aprobó en el Congreso Nacional, un decreto que autoriza una tasa adicional en el cobro del registro vehicular para los vehículos registrados en ese municipio, con el cual se financiará una vía de cuatro carriles, lo mismo que un nuevo puente sobre el Danto, que dicho sea de paso, ni siquiera se encuentra en este término municipal, o al menos no la sección este.

Es de hacer notar que este puente se encuentra muy deteriorado y en caso que terminara por fallar, dejaría incomunicados a los departamentos de Colón, norte de Olancho y noreste de Yoro. De ahí que se pregunten los ceibeños ¿por qué tenemos que pagar nosotros por una obra de beneficio regional?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*