CASO Keyla Martínez:  Extraños errores cometidos por diferentes operadores de justicia

Captura 2 barrios


El abogado y ex juez de lo Penal, Ramón Barrios, hace señalamientos puntuales a yerros cometidos, a propósito o por negligencia por parte de diversos entes a quienes la ley ya les dice, qué protocolos corresponden cuando hay uno u otro caso de violencia.

“Vamos a empezar después que la señorita es llevada muerta al hospital, según el parte médico. ¿Qué debió haber hecho la Policía Preventiva? Cuando en el hospital les dicen que la señorita está muerta, los oficiales de la policía debieron, COMO DICE EL CÓDIGO PROCESAL PENAL, asegurar el área en donde se había cometido un supuesto hecho delictivo”.

“Y digo supuesto porque hasta el momento, los superiores encargados de la Policía Preventiva de ese lugar no saben lo que ha pasado. Los únicos que sabían lo que había pasado son los autores del crimen; pero los oficiales encargados vamos a suponer que no sabían”.

“Debieron asegurar la escena en donde había ocurrido un posible hecho delictivo, ¿se hizo eso? ¡no se realizó!, ahí tenemos el primer yerro por parte de la Policía Nacional Preventiva”.

“Además, la policía debió haber notificado a la oficina de la Fiscalía del Ministerio Público de ese lugar lo siguiente: ´Señor (a) fiscal, aquí ha sucedido un hecho que tiene las características de un hecho criminoso, nosotros somos la Policía Nacional Preventiva, tenemos aislado el lugar, pero nos parece que nosotros llegamos hasta aquí como Policía Nacional Preventiva. La ley establece que sucedido un hecho delictivo son ustedes los que deben entregar y estamos notificándoles la noticia del crimen a ustedes para que tomen el lugar de los hechos´. Esa es la segunda falla en que incurrió la policía”, expuso el abogado Barrios.

“Por lo tanto la Fiscalía nunca llegó a la escena del crimen. Sin embargo eso no es excusa para que el Ministerio Público no se diera por enterado, “porque el Código Procesal Penal dice que cuando la noticia crímenes, la obligación del Ministerio Público es llegar al lugar de los hechos”.

“La noticia crímenes era harto conocida y debió entonces la Fiscalía del Ministerio Público en primer lugar personarse al lugar de los hechos y si no estaba aislado el lugar decir: ‘aquí es posible se haya cometido un lugar de los hechos y por favor me aíslan este lugar’. Eso debió haber hecho la Fiscalía”.

“Entonces vamos viendo como los órganos encargados de impartir justicia en Honduras fueron fallando. Por un lado la Policía Nacional Preventiva, la Fiscalía del Ministerio Público del lugar de los hechos”.

En tercer lugar a criterio del abogado Barrios, es menester que interceda la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC). “Porque frente a ese hecho, pasó todo el domingo y la ATIC nunca se personó en el lugar de los hechos, esta agencia está dirigida por el fiscal que debe llevar la causa, sea por el fiscal del territorio de donde sucedieron los hechos, o una fiscalía especial, como en este caso, por el impacto en que sucedieron los hechos”.

“Y es una falla de la ATIC; porque sencillamente la escena del crimen al no resguardarse y no recoger los primeros elementos allí, fresquitos allí como estaban, pues se perdieron. Luego se ve cómo, posteriormente la Policía Nacional Preventiva es relevada del lugar, se sacan enseres de cosas que habían allí”.

“Yo estoy seguro que lo primero que había que incautarse ¡porque no había sido modificado! Son: los libros de entrada y los libros de novedades de todo lo que pasó ese día. Por mi experiencia como juez, 48 horas después la policía tiene un libro allí, hechizo, que normalmente se ponen cosas que no fueron las que pasaron”.

De tal modo que el abogado ha expuesto tres deplorables faltas a las normas de conducción dictadas por la ley, pero que estos operadores actuaron como al unísono, a fin de no evidenciar algo distinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.