Casi diez mil lempiras es la inversión entre la prueba PCR y el tratamiento MAÍZ en el sector privado

La pandemia por el Covid-19 que afronta el mundo se convirtió en un verdadero negocio y el sector privado de Honduras no se quedó atrás, si una persona desea saber si se contagio y no quiere ir al sistema público, debe de tener en su bolsillo listos unos cuantos miles de lempiras.

Una prueba rápida en el sistema privado cuesta dos mil lempiras aproximadamente y está no garantiza que su resultado sea cien por ciento fidedigno, mientras que una prueba PCR varía entre cuatro mil a cinco mil lempiras, dependiendo en qué clínica se la realice.

Pero el gasto no termina allí, pues si la persona sale positiva tiene que someterse al tan PUBLICITADO tratamiento MAÍZ que cuesta de Lps.2,500 a cinco mil lempiras dependiendo la farmacia y a la calidad de los medicamentos.

En este tratamiento lo más caro es la tan anunciada azitromicina 500 mg. las cinco pastilla tienen un costo de Lps.2,300, es decir casi Lps.500 cada una, si es el VIP, mientras que las de menor calidad las cinco valen Lps.539, más de cien lempiras cada una.

El resto de los medicamentos oscilan de desde los Lps.350 hasta los mil lempiras, estos precios variarán de acuerdo a la calidad del medicamento y donde los compre.

Es decir que someterse al sistema privado de salud a la prueba PCR y al tratamiento por Covid-19 tiene un costo de diez mil lempiras aproximadamente, prácticamente un salario mínimo de un trabajador hondureño.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


tres × tres =