Cardenal Rodríguez: “Ya es tiempo que cese la violencia”

E94EAA21-96FF-4E0D-9B9C-B21CC3A06CBA
Si verdaderamente somos creyentes tenemos que llevar este mensaje de amor y comunión para el respeto de toda vida”, expresó el cardenal Óscar Andrés Rodríguez.

En su homilía dominical, y en el marco del “Día de la Santísima Trinidad”, el purpurado hondureño expresó su preocupación por la vorágine de violencia que abate al país y que parece no tener fin.

Refirió que la misma revela el proyecto de un Dios que es familia y quiere que la humanidad se realice en familia; el papá, la mamá, los hijos y hermanos.

“Cuanto tenemos que caminar todavía en nuestra Honduras para que podamos ser familia y no yuxtaposición de personas confrontadas, enfrentadas, divididas, en odio, en rivalidad, en envidia y en maledicencia”, expresó en el religioso en la homilía de este domingo.

El purpurado dijo que el proyecto de Dios es que como Honduras y como país “seamos comunión”, porque manifestó que ya es tiempo de dejar el odio y la confrontación.

“Qué triste que nuestro mundo se sigue desangrando en guerras inútiles que solo sirven para sembrar más odio, lo contrario de Dios que es amor. Qué triste que solo haya noticias de muerte, horribles, masacres como la reciente en África que matan a cristianos católicos por odio», lamentó y condenó.

Rodríguez Maradiaga aseguró que la Santísima Trinidad no viene a dejar división, sino comunión, por eso en esta fiesta “tenemos que recordar que la crisis de nuestra sociedad y de nuestro mundo actual solo tiene salida por el camino del amor, de la reconciliación, del perdón, la paz y solidaridad”.

“Si honramos a la Santísima Trinidad cada vez que decimos gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo nos comprometemos a una Honduras en comunión, en respeto mutuo, en respeto a la vida y en promoción de una vida digna para todos”, subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.