Cardenal Rodríguez afán de resaltar las malas noticias y opacar las buenas

Captura CARDENAL


Esto no es de extrañar, ya que la misma Biblia indica el porqué del accionar malévolo de las sociedades en el mundo (1Juan 5:19), el afán por hacer parecer mentiras como verdades, en fomentar las guerras y no la paz, en torcer la rectitud, tiene su génesis en ese espírito que domina al mundo.

En su homilía de este domingo, el cardenal Rodríguez reprendió al conjunto de “malos” que hacen noticias en Honduras en referencia al bien que no se publicita, “que los hijos de Dios no nos debemos cansar de hacer el bien, pese a que se publicite más el mal”.

“Claro que hay mucho bien por delante, el bien es mayor que el mal, aunque el bien se publicite poco y haga poco ruido. Son un puñado de malos los que hacen noticia y primeras planas en los medios”, señaló.

Asimismo, el arzobispo de Tegucigalpa dijo, “todas las personas de buena voluntad queremos vivir en paz, en una sociedad en paz, en un mundo en paz”.

“¿Cómo va a existir paz en el mundo? cuando millones de seres humanos son excluidos por el hambre, pobreza y violencia”, recalcó Rodríguez.

Agregó que la paz, también es producto de un pueblo consciente y en el que cada uno pone de su parte para construir algo distinto, “no es la paz de un mundo violento y lleno de conflictos por el afán de poder, la que debe predominar”.

“Sino la paz de Cristo, pero para ello debemos despojarnos de las armas, del egoísmo, de la ambición posesiva y de los movimientos de violencia”, amplió.

“Somos un solo pueblo hondureño, no hay estos contra los otros, eso no puede venir de Dios ni nos va a hacer vivir en paz; la paz comienza por y en uno mismo y conviene que lo recordemos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.