Caravana migrante hondureña permanece varada en el este de Guatemala. 474 hondureños ya han retornado

descarga (53)


El Instituto Guatemalteco de Migración informó a las 21:55 hora local (03.55 GMT del lunes) de que la caravana no ha tenido movimiento y de que «se continúa con la coordinación de los retornos voluntarios».

La multitud había decidido horas antes, con la llegada de la noche, que pernoctarían nuevamente en la carretera tras arrodillarse, rezar e intentar sin éxito avanzar frente la barrera formada por las fuerzas de seguridad, según la agencia de noticias Efe.

Los hondureños forman parte de una caravana migrante de más de 9.000 compatriotas, según cálculos oficiales, que salió desde San Pedro Sula, ciudad del norte de Honduras, en distintas fases los pasados miércoles, jueves y viernes.

El grupo que se encuentra varado está compuesto por alrededor de 6.000 migrantes, mientras que los otros 3.000 hondureños de la caravana han logrado avanzar en algunos casos y en otros la multitud se ha ido diluyendo o ha emprendido el viaje de vuelta a su país.

Hasta el momento 474 personas han sido retornadas, entre ellos 316 adultos y 170 menores no acompañados, informa dijo la vicecanciller, Nelly Jerez, quien agregó que en esta caravana no solo van hondureños, también hay centroamericanos y de otras naciones, y advirtió que México tiene completamente militarizada su frontera con Guatemala.

La caravana de 9.000 hondureños se coló ilegalmente entre la noche del viernes y el sábado por el puesto fronterizo El Florido, en el mismo departamento de Chiquimula y a solo unos 20 kilómetros de donde se encuentran detenidos desde domingo cerca de dos tercios del total.

Su objetivo es llegar a Estados Unidos para tener mejores condiciones de vida, alejados de la pobreza y la violencia que azotan el istmo centroamericano, especialmente después de la pandemia y los huracanes Eta y Iota, que tocaron tierra en noviembre pasado.

«Estamos hablando de seguridad nacional», explicó a periodistas el director del Instituto Guatemalteco de Migración, Guillermo Díaz, sobre la postura de su país con respecto a no dejar avanzar a los migrantes hondureños.

El Ejército de Guatemala ha desplegado a más de 5.000 soldados en siete departamentos del país y es apoyado además por otros miles de agentes de la Policía Nacional Civil como parte de un plan organizado por el Gobierno para no dejar avanzar a los migrantes.

Los hondureños no pueden continuar su travesía si no cumplen con una prueba negativa de la covid-19, según el Instituto Guatemalteco de Migración.

El Ministerio de Salud confirmó este domingo 21 casos positivos de la covid-19 dentro de la caravana, después de realizar pruebas a migrantes que se acercaron a las autoridades sanitarias durante el trayecto para pedir asistencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.